No es lo mismo estar ocupado que ser productivo. Hay 5 maneras de identificar y elevar tu productividad. Conócelas.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¿Ocupado O Productivo?

¿Ocupado o productivo?

En mi último blog de presenté el porqué las palabras confusión, indecisión, inseguridad, temor o incertidumbre no tienen que convertirse en tus peores enemigos, especialmente cuando comienzas un proyecto o desarrollas una idea. Al contrario, son parte del proceso y pueden convertirse en grandes maestros si sabes cómo relacionarte con ellos. Si quieres leer más al respecto, puedes hacerlo aquí https://jorgemelendez.com.mx/el-mundo-de-los-pensamientos-perdidos/.

Te dije que hoy iba a hablarte de una palabra que me dijo mi antigua pareja al comenzar a trabajar desde mi casa. Esa palabra fue generar. En ese momento entendí la palabra, pero mi mente no podía captar lo que realmente significaba, implicaba y los cambios que esto implicaría en mi manera de verme y hacer las cosas. Me atrevo a decirte que mucha gente todavía hoy que trabaja por su cuenta entiendo, pero no domina a cabalidad esta palabra. Hagamos un pequeño y muy revelador ejercicio.

5 preguntas reveladoras

¿Qué son actividades productivas para ti?

¿Cuál es la diferencia entre actividad vs. productividad?

¿En qué se diferencia estar ocupado de ser efectivo?

¿Qué es productividad para ti y cómo la distingues?

¿Qué significa crear y/o generar para ti?

Si te das la oportunidad de responder (preferiblemente escribir, no meramente en tu mente) estas cinco preguntas, te darás cuenta de la lección que aprendí cuando empecé a trabajar por mi cuenta hace 27 años. (Todavía la sigo aprendiendo, ya que esta Pandemia ha vuelto a poner esta lección a prueba).

Cuando somos empleados estamos entrenados (por no decir adoctrinados) a cumplir. La palabra clave aquí es cumplimiento. Desde que tu llegas a tu lugar de empleo (ya sea físicamente en un lugar o trabajar desde tu casa), lo que se espera de ti en la mayoría de los casos, es que cumplas con un horario, con ciertas expectativas, unas normas y que tu productividad esté dentro de los objetivos de la empresa. Para lograr eso tienes una serie de actividades que llevas a cabo todos los días.

Muchas de estas actividades NO son productivas, sólo son parte del cumplimiento. Yo diría que muchas de ellas caen dentro del renglón de cumplimiento. No digo que sean malas, sino que son parte de la cultura de la empresa y de lo que se espera de ti. Si fueras a calcular honestamente la cantidad de tiempo, REALMENTE PRODUCTIVO en tu trabajo, ¿cuánto sería? Tu no produces las 8 ó 10 horas que estás en la oficina. Sino en una parte de ese tiempo.

¿Cómo luce actividad vs productividad en casa?

Cuando comienzas a trabajar por tu cuenta lo primero que te das cuenta es no te pagan por horas de trabajo, sino por productividad. En pocas palabras, ¿cuánto vale tu hora de trabajo basado en resultados y productividad? Si ahora mismo divides la cantidad de sueldo o salario que te pagan en tu empleo por la cantidad de horas que dedicas a trabajar en tu empleo, tienes una idea bastante clara de lo que te pagan por una hora de trabajo. Eso sólo quiere decir «lo que vale tu hora de trabajo», no cuántas horas productivas tienes dentro de la cantidad de horas que trabajas. ¿Me sigues? A mí me pagaban en una época como reportero casi $14 dólares la hora por 40 horas de trabajo, aunque en realidad mi cantidad de horas productivas era una tercera parte (13 horas, cuando escribía reportajes).

Cuando mi ex-pareja me dijo «si lo generas», lo que yo estaba escuchando en mi diálogo interno era «si cumples, si haces el que hacer diario, si haces lo que sueles hacer en la oficina todos los días, pero ahora en mi home office«. ¡Qué equivocado estaba! Bien equivocado. Esa fue una de las primeras paredes con las que tropecé al cabo de los primeros días trabajando desde mi casa.

Aprender lo que implica crear o generar

Aquí fue donde tuve que echarme un clavado en este término de generar y/o crear. Recuerda, al trabajar por tu cuenta, ganas algo bien grande y pierdes algo. Ganas la oportunidad de determinar lo que quieres hacer y hasta cuánto te quieres ganar por lo que haces. Por otro lado, pierdes la experiencia, la reputación y la credibilidad que la empresa para la que trabajabas tenía. No era lo mismo llamar y decir «Jorge Meléndez reportero de El Nuevo Día (diario más importante en Puerto Rico), que decir «Jorge Meléndez, consultor de medios». En la primera el que escucha al otro lado sabe que tener exposición en un medio de prensa es importante; en la segunda, ¿qué me viene a vender u ofrecer?

Desde el momento en que renuncié al diario, mucha gente que gustosamente recibía mis llamadas, dejaron de hacerlo. Eso fue una clara señal de varias cosas: lo que buscaba la gente, lo que pensaban de mi y, lo que podría ser lo más valioso para mi: qué había generado en la gente durante ese tiempo de reportero que ahora podían escuchar lo que podía ofrecerle en esta nueva etapa. Pero esto no dependía de mi reputación o de mi historial como reportero, sino como creador o generador de nuevas oportunidades en el campo en el que embarcaba.

5 maneras de saber si estás generando y/o creando?

Cambiar la mentalidad de «lo que hago» vs. «cómo puedo impactar». En la primera es cumplimiento, hacer tu lista de quehacer diario o hacer lo que esperan de ti para que te paguen lo que otros han determinado. En la segunda, es mirar cómo agrego valor, cómo ayudo a crear soluciones o visionar posibilidades. Es un tipo de acción diferente, ya que no estás enfocado en la manera en que te beneficia a ti, sino al otro.

Ser intencionado en vez de esperanzador. Cuando trabajamos para otro tenemos la certeza de que pase lo que pase en esa semana o dos semanas, vas a recibir una compensación por el tiempo que inviertes en tu empleo (sea productivo o no). Esto es importante, ya que cuando trabajas por tu cuenta, esto se altera el orden. Tu puedes invertir 40 horas en tu home office o negocio en casa a la semana, pero eso no se traduce en productividad. Requieres intencionarte (poner como propósito u objetivo principal) y mirar que tus actividades tienen un propósito y no meramente una esperanza. (Esta la cuesta a mucha gente romper).

Aprender a ser efectivo. Mucha gente quiere ser productiva. Para serlo, requieres primero elevar tu efectividad. Esto puede implicar varios aspectos: desarrollar ciertas habilidades, aprender ciertas cosas que no conoces o dominas y, sobretodo, PRACTICAR. Trabajar por tu cuenta engloba varios aspectos: ser creativo, tomar riesgos, intentar muchas cosas, estar dispuesto a fracasar o caerte muchas veces, ser resiliente, dar la cara, tomar responsabilidad y seguir practicando.

Distinguir y diferenciar tus actividades. Hay muchos tipos de actividades, pocas que realmente son productivas. La pregunta o el objetivo no es ¿cómo hacer dinero?, aunque eso es lo que eventualmente quieres que suceda. Dicen que si haces la pregunta incorrecta, la respuesta es irrelevante o peligrosa. ¿Qué actividades me van a acercar a mi objetivo y a conectar con la gente para que quieran consumir o comprar mi producto o servicio? No puedes contar como actividades productivas (por lo menos para tu negocio independiente), lo que es tu quehacer diario personal o de familia. Tampoco cuéntalo que haces por otros (no relacionado a tu negocio, producto, servicio o emprendimiento). Hay cuatro actividades productivas: las de crear ideas, las de ofrecerlas al mundo, las de dar seguimiento y las de cerrar. Todo lo demás es actividad.

Educación continúa. Observa tu nivel de curiosidad, deseo de seguir aprendiendo, de estar dispuesto a caerte o exponerte, de seguir leyendo libros, escuchar audios, de rodearte de la gente que te rete (adecuada), tener un mentor o coach y trabajar con tu mente. Vas a pasar por momentos de sentirte estancado, perdido, confundido o hasta cuestionar si vale la pena seguir, pero si sigues aprendiendo, desarrollando habilidades y sigues caminando, vas a llegar a un lugar mejor. Trabajar con tu mente es imperativo y vital.

Repito, cuando mi ex-pareja me dijo esta palabra de generar hace caso 28 años, yo la entendí, pero no sabía lo que realmente implicaba. Hoy comprendo que es la base o el centro de todo. Está en mis manos crear la reputación, credibilidad o una base sólida de lo que es mi negocio u ofrecimiento. Mis actividades requieren estar enfocadas en todo momento a estas cinco cosas que te acabo de mencionar. ¿Voy a ser perfecto? No. ¿Me va a dar el resultado que quiero siempre? No. ¿Seré exitoso siempre? No. ¿Creceré y sabré mejor lo que requiero para tener éxito y SOSTENERLO? Sin duda alguna. ¿Qué vas a generar hoy con tus actividades productivas?

LLAMADO A LA ACCION: Hoy comienza «Mental Combat». Entrena tu mente y domina tus demonios. Hora de ser el amo de tu mente y no el rehén de ella. Un programa intensivo y personalizado de 32 días donde cada día vas a recibir una dosis a tu dispositivo electrónico para poner en práctica y comenzar a dominar tu mente. Tenemos personas de más de 5 países ya matriculadas y listas para comenzar esta noche. Quiere ser parte de este programa que alterará tu mente y tu vida. Más información en https://jorgemelendez.com.mx/mental-combat/.

Estar ocupado y ser productivo no es lo mismo. Hay 5 maneras de saberlo. Foto: Erik Johansson.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: