fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Esforzarte Y Estirarte No Es Lo Mismo

Esforzarte y estirarte no es lo mismo

Hoy estoy sintiendo, y experimentando, lo que te voy a compartir. Acabo de tener un fin de semana de mucha satisfacción, ya que pude llevar a cabo un taller que valoro y atesoro mucho, llamado Máximo Mujer. Es un taller de dos días diseñado para la mujer en el que las participantes adquieren seis herramientas muy poderosas con dos objetivos: reclamar y recuperar su poder y definir una visión clara y los sueños que van a ser parte integral de la misma.

De lo que vengo hablarte hoy no es el taller, sino de una distinción que me parece importante tomar en cuenta. Hoy, luego de un fin de semana intenso y productivo, mi deseo es estar todo el día recuperándome, descansando y consintiéndome. Ahora, la realidad es otra.

Esta noche tengo el primero de tres webinars que ofrezco mensualmente para un grupo de Mentes Maestras, así como requiero reunirme con una persona que está creando unos conceptos nuevos para lo que será mi nueva pagina virtual y, para completar, seguir el proceso de escribir un nuevo libro.

No me cabe la menor duda de que muchos de los que leen este blog son personas ocupadas y personas con sueños y objetivos. Profesionales y personas cuyas vidas les exige mucho, ya sea en términos personales, familiares y profesionales, así como tienen proyectos y cosas que compiten por su atención, su energía, su tiempo y sus recursos. O sea, no soy el único.

Ahora, hay una gran diferencia entre invertir una gran cantidad de esfuerzo, ya sea momentáneo como continuo en algo, que estirarte más allá de tu esfuerzo de lo que haces todos los días. Mucha gente con la que hablo, ya sea en sesiones de coaching o consultoría, así como en talleres o seminarios, suele confundir estos dos términos.

Si quieres triunfar, tener éxito, crecer, darte a conocer y, especialmente, diferenciarte en el mercado, el esfuerzo es obligatorio. Y no digo obligatorio como una condena, sino como una realidad. Cuando estás definiendo una marca, un producto, un servicio o lanzando un negocio, hay una gran inversión de energía, esfuerzo, recursos, atención y cuidado a los detalles. De esa nadie se salva.

Lo que realmente difiere algunas personas de otras es que más allá del esfuerzo que se requiere invertir, hay un espacio u oportunidad que proviene de estirarse, que hace una gran diferencia. Esa brecha donde estirarte es buscar la incómodo más allá del esfuerzo. Es saber que tus días van a ser largos, pero hay una o dos cosas en el día que no están en la «lista de hacer del día» que van a mostrarte algo de ti que no conoces y vas a descubrir cosas que te van a servir como parte de la historia de lo que estás creando.

Esfuerzo es obligatorio, estirarte es opcional. El esfuerzo va a requerir energía, constancia, persistencia y mucha energía. El estirarte va a requerir que te conectes con algo bien profundo dentro de ti que trasciende tu sueño y se conecta con tu propósito de vida. No te van a dar una medalla de oro, ni un reconocimiento o un agradecimiento por ello. Tal vez nadie se entera, pero tu lo sabes. Si tu entrenas todos los días y te levantas a las 5 am eso es esfuerzo. Estirarte podría ser leer 1 capítulo de un libro de crecimiento al día. Para cada persona es diferente, pero es salirse de la rutina o los rituales diarios y agregarte un valor que termina multiplicando lo que das a otros.

Tu sabes que fuiste más allá de tus límites. No miraste o consultaste tus circunstancias (tiempo, dinero, cansancio, trabajo, familia, hijos o pura pereza mental) para ver si podías hacerlo, sino que sin pensarlo, sin debatirlo dos veces, decidiste lanzarte a hacerlo y descubrir algo de ti en el proceso.

Si eres parte de una gran parte de la población del mundo que busca una segunda (o tercera) fuente de ingreso, si estás emprendiendo en algo, si estas creando una red de negocios, si estás lanzando un producto o servicio o vas a crear un negocio más allá del empleo que tienes, acostúmbrate a la palabra «estirarte», ya que esfuerzo es inevitable. ¿Cómo vas a incorporar en tu rutina diaria por lo menos una cosa que te lleve a estirarte más allá de todo lo que haces?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

#crecimientopersonal #esfuerzo #estirarte #abundancia #consciencia #energía #blogger #anquiro #propósito #enfoque

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.