Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¿En Quién Te Has Convertido?

¿En quién te has convertido?

Me encantan las graduaciones. Por muchas razones. La celebración. El momento. El significado. Lo que representan. El trabajo. El esfuerzo. La esperanza ante lo que viene. Los tiempos compartidos. Los momentos vividos. Las experiencias compartidas. El que se acaba el tiempo de estar juntos o unidos por una experiencia en común.

Anoche tuve la oportunidad de experimentar esa sensación. Anoche fue la «seudo graduación» de un grupo de líderes de ocho países, con los que he estado trabajando a lo largo de 12 meses en el «mentoring» o acompañamiento de sus proyectos, sueños, emprendimientos, desarrollo de habilidades y/o liderazgo. El tiempo se fue volando, especialmente estos últimos tres meses.

Luego de doce meses, donde participaron en webinars mensuales, tuvieron otros ocho webinars sorpresa con invitados especiales, se realizaron 5 laboratorios de crecimiento o desarrollo y recibieron mensualmente documentos para disrrumpir su mentalidad y avanzar sus talentos, anoche se completaba el año. Había que celebrarlo de alguna manera.

Quise hacer algo diferente. Más que reconocer sus logros, sus avances o darle un papel que diga que completaron un programa, opté por hacer algo que los sorprendiera. Una vez aprendí de Jim Rohn lo siguiente: «declara convertirte en millonario, no por el millón de dólares, sino por ver en la persona en la que te conviertes en el camino de lograrlo».

El punto de anoche era eso. Olvidarnos de los logros, de los avances, de las promesas o de los éxitos. Anoche la pregunta era: ¿en quién te has convertido en este año? El punto no era mirar lo que pasó o se logró, sino quién lo vivió, lo enfrentó y quién eres hoy ante lo que sueñas, vives y hacia dónde te diriges. Mirar la persona y separarlo de los logros. Mirar el crecimiento personal, no meramente el avance profesional.

El requisito era simple: tener una taza de café o té o una copa de vino para la cita. Era escucharnos y brindar por el crecimiento de cada uno. Escuchar parte de las vivencias de cada uno. De sus luchas, de sus temores, de sus dudas, de sus miedos, de sus inseguridades y de la manera en que hoy son mejores personas.

Claro que hay trabajo por hacer. Claro que hay cosas que no se hicieron. La obra no termina. Los programas de este tipo no se miden meramente por el producto terminado, si por el crecimiento evidenciado. Hoy leía un escrito de Ray Dalio de su gran libro «Principios» que dice: «no contrates a una persona simplemente porque puede hacer el trabajo. Contrátala porque es alguien con la que quieres pasar el resto de tu vida conociéndola». Anoche pude ver que son personas con las que quisiera pasar el resto de mi vida conociéndolas. Y algunas ya las conozco hace más de diez años.

Anoche fue uno de esos momentos donde la gente que estuvo presente recordará lo que vivió en esta primera, y tan importante, etapa de un proceso que marca su vida en este camino de la autonomía. No es fácil querer dejar una huella en el mundo. Especialmente, si se trata de hacerlo con tu propia creación: esa idea, ese producto, ese servicio, ese emprendimiento, ese negocio o esa habilidad. Muchos nunca llegan ni a esta etapa del cuento.

El ser parte de una comunidad, de un grupo o colectivo, de personas con un interés común o lo que persiguen, en los ámbitos en que lo harán, o de la forma en que lo harán, y no tienen nada que ver el uno con el otro, es lo que hace que estos grupos tengan un poder, un atractivo y una singularidad. Aquí el punto no es el logro, sino el crecimiento que nos vincula en el camino del logro. Yo pertenezco a varios y he sido parte de otros que han marcado (y siguen marcando) mi vida. Dicen que la vida en el mar es más sabrosa. Crecer en grupo hace que el camino a crecer sea más real, conectado y reflexivo.

Cada vez que alguien terminaba su corta, pero muy genuina compartida, se gritaba «salud» por su crecimiento. No sus logros. No lo que hizo o dejó de hacer. Ego a un lado, seres humanos presentes. Si en cada acto de graduación en los que he sido parte, en algún momento la pregunta hubiese sido: ¿en quién te has convertido?, yo digo que hubiese despertado un grado de consciencia en muchos. Lamentablemente esa pregunta se hace mucho después, como una pregunta retórica con visos de recuerdos de una época pasada.

Hoy reconozco a los seres que dan un paso al frente por sus sueños, por sus habilidades, por sus emprendimientos, por sus nuevas empresas, por crear algo con identidad propia: la suya. Hoy reconozco a los valientes que no están dispuestos a vivir una existencia sin un propósito que no gire alrededor de un sueño, de su propósito o de un fuego interno que no descansa si no lo liberan de alguna manera.

Hoy reconozco a los seres extraordinarios que se dan el permiso de aprender, de crecer y de abrirse paso en un mundo de posibilidades y, que a su vez, puede ser atemorizante. «Salud» por ti y por tus sueños. (Dije seudo graduación, ya que todo el grupo se quedará junto hasta agosto por la cuarentena. Celebramos el año juntos, pero más grande será el completar esta primera parte de su proceso).

Si quieres ser parte de una comunidad de soñadores como la que acabo de describirte en este blog, donde aprender a construir es un proceso de crecimiento personal, no sólo un objetivo de logro, Mentes Maestras Anquiro es para ti. Ahí vas a desarrollar las habilidades, fortalecer la mentalidad, adquirir la inteligencia emocional, expandir y definir tu visión y tener la compañía de un mentor con más de 25 años de experiencia.

Ahora mismo puedes ser parte de un grupo de personas de ocho países, donde vas a recibir webinar presenciales mensuales, así como acceso exclusivo a emprendedores y personas que han alcanzado un gran nivel de éxito. Hay una oferta donde puedes unirte a este grupo por trece meses, por el costo de doce. La oferta termina el 15 de julio. Escribe a jorgeamp63@mac.com o al WhatsApp al +52 1 55 1139 2095.

Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Si entiendes que alguien puede sacar valor de lo que acabas de leer, compártelo. Es una manera de practicar la Ley de la Circulación de la Prosperidad.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene un comentario
  1. Totalmente de acuerdo mi Jorge, el gozo del camino es eterno, más el de la meta es pasajero.
    No es el título obtenido,sino en quien te conviertes mientras el proceso 🙂
    Bendiciones siempre y muchos éxitos con tu nuevo proyecto 🙂

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.