¿Cuántas versiones de ti conoces y has vivido? Llegó el momento de liberar la mejor versión de ti: la X. La de posibilidades, consciencia y libertad.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¿En Qué Versión De Ti Estás?

¿En qué versión de ti estás?

Parece que el mensaje ha tocado a mucha gente esta semana. Tanto el blog del lunes sobre «la mentira que nos vendieron»; «la semilla de la identidad» el martes; y «el árbol de la libertad» ayer, provocaron que varias personas me escribieran con diferentes perspectivas.

Hubo una en particular que me llamó la atención y es la base del escrito de hoy. El pasado martes comencé un programa de mentorias con un grupo de más de 60 personas de más de 8 países. Del grupo, una persona me escribió lo siguiente: «todos tenemos nuestras propias semillas, que nos hacen únicos, pero pueden germinar en el momento en que tomemos acción».

Me interesa hablar de la frase, «pueden germinar en el momento en que tomemos acción». Le contaba al grupo ese día que yo dejé mis estudios universitarios por dos razones: «me quedé sin ayudas económicas y porque no tenía el nivel de compromiso, en ese momento, para terminar la carrera que pensaba era la de mis sueños: ser médico».

Esa era la versión que le decía al mundo en ese momento. La real y honesta era: «no creía en mí. Pensaba que no lo merecía y mucho menos tenía los talentos para hacerlo». Esa era la verdad oculta que vivía en mi interior. Esa era la semilla que estaba germinando en mi hasta ese momento. La de la mentira que me había creído.

Como todo joven, me conseguí un empleo que me encantaba, lo disfrutaba, aprendía, le servía a la gente y la pasaba de lo mejor. Y para colmo, me pagaban. No tenía que pensar. Ese no era el problema, sino que mientras seguía jugando el juego de vivir como todo el mundo lo hace, no le daba atención a la semilla donde vivía mi libertad.

Así pasaron años, de ese empleo me hice periodista, columnista, trabajé en televisión, me hice coach y facilitador. Viajé el mundo y tuve la fortuna de trabajar con mucha gente. En pocas palabras, pasé de la versión Jorge.1, a Jorge.2, a Jorge.3, a Jorge.4 y a Jorge.5, pero en ningún momento le di la importancia que merecía la versión Jorge.X. Esa versión que tenía que estar conectada con quien era en realidad y lo que quería ser.

Repito, amé (y sigo amando) todo lo que he hecho en mi camino profesional. Puedo decir, y me siento realmente bendecido, afortunado y en gratitud, que he AMADO todos mis empleos, profesiones, carreras y lo que he hecho. El punto no era lo que hice, sino lo que dejaba de hacer. Lo que no miraba dentro de mi. El no hacer un alto. Detenerme. Mirar más allá del placer de disfrutar lo que hago y preguntar hacia dónde voy.

Eso no lo hice hasta muy reciente. Hasta después de los 50. Nunca es tarde para despertar. Mejor es despertar tarde y caminar hacia el amor, que nunca despertar y pensar que nunca existió. O peor aún, creer que no valió la pena y sólo podía hacerse en cierto momento de la vida.

Todos estamos sumergidos en algún tipo de acción todos los días. No dudo que tu, al igual que yo, piensas que tus acciones valen la pena. Las haces por algo y te producen algo. Ya sea satisfacción, alegría, dinero o tal vez, en algunos casos, pueden ser forzadas, insatisfechas o con dolor.

Todas las hacemos por algo. Hay algo que te mueve a hacerlas o a quedarte en ellas. Te sientas bien o mal, pero por algo estás ahí. Tu puedes sentirte atrapado, encadenado y sin salida, así como puedes sentirte a gusto, en el placer o satisfecho, pero hay algo debajo de todo eso. Todo no pasa por una razón, sino que todo lo haces por una razón. Ahora, no tienes que seguir rindiéndole tributo a esa razón, a esa creencia. Libérate.

Ahora, como bien me escribió esta persona: «esa semilla está ahí. Esperando a que tomes acción para germinar». No te engañes o no dejes que la experiencia que vives hoy, sea la mejor o una que no deseas volver a repetir, te nuble tu capacidad de ver que hay algo más profundo que quiere ver la luz del sol. Hoy puede ser el día de comenzar a cuestionar qué vive ahí: es tu versión X. La mejor de todas y la de tu verdadera libertad. ¿Qué vas a hacer al respecto?

water ripple
Hoy puedes iniciar tu mejor versión: la de tu libertad.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Gracias gracias gracias Jorge Meléndez por tan valiosas palabras y no soltar siempre estar aveces no encuentras la razón de por qué no podía dar lo mejor de mi la mejor versión encontrar la libertad de poder disfrutar de la mejor manera que a mi edad me sentía que algo grande me faltaba pero gracias a tus enseñanzas descubrí que era mi libertad siempre me e sentido Amoroso libre y seguro desde que hice mi taller de transmisión aveces te pierdes en el camino pero gracias a Dios y a personas como tú nos damos cuenta de la realidad gracias Jorge Meléndez el mejor

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.