fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Elvis, El éxito Y La Burbuja Que Nos Creamos

Elvis, el éxito y la burbuja que nos creamos

Las patillas. El cabello. Su porte. La voz. Su presencia. Los movimientos. El momento. Su historia. El paquete completo. Son de esas figuras que son reales aunque en ocasiones parecen míticas. Nunca habrá otra igual. Elvis.

Fui a ver la nueva película de Elvis Presley el otro día. Nunca fui un gran fanático de Elvis, aunque desde niño conocía sus canciones y recuerdo el impacto que tenía en la gente. Especialmente, las mujeres. El y Tom Jones son figuras que jamás olvido por el nivel de carisma, sensualidad y presencia que tenían a la hora de cantar. Más allá del nivel de talento que tuvieran o su rango vocal, era innegable que una vez estos caballeros se paraban en un escenario, el mundo era de ellos.

Hablemos de Elvis.

Siendo honesto, fui a ver la película ya que las fotos de la transformación personal que sufrió Tom Hanks para encarnar el papel del representante de Elvis, Colonel Tom Parker, es impresionante. La cantidad de peso que ganó y la manera en que encarna el papel es como para ganarse otro Oscar.

El punto que realmente me tocó de la película es la manera en que el ser humano puede aislarse de tantas maneras. En estas pasadas semanas estuve viendo entrevistas de grandes figuras de la música y una de las cosas que mas les cuesta adaptarse es «pasar de estar antes miles de personas en un momento a un cuarto de hotel solo al siguiente».

Ese espacio de tanta energía a tanto silencio, es un paso de transición que muchos no logran conciliar. Y si unes a ello el nivel de popularidad, éxito, asedio y el tipo de mensajes que envías en tu música, de acuerdo al momento histórico que vives, puede ser devastador el tener que aprender a vivir entre el poder de ganarte una audiencia, a estar completamente solo y contigo mismo al siguiente.

Estoy claro que las películas no van a ser un retrato o reflejo fiel de la vida real. Sé agrega o se quita de acuerdo a lo que permiten los que quieren mantener el misterio, la historia o los intereses de Elvis en la boca del mundo. Es obvio que la historia de Elvis no puede perderse u olvidarse. El hecho de que fuera un hombre blanco que se abrió paso haciendo cosas (música, baile, movimientos y hasta su forma de ver el mundo por las influencias que tuvo) de un hombre negro, dice mucho de lo que ha sido parte de la industria musical y del entretenimiento.

Me parece interesante ver lo que a primera vista luce obvio en la película:

Un talento extraordinario.

Un momento histórico.

Cómo la mezcla de talento + el momento + más la exposición adecuada = explosión.

Una ola que parece durar para siempre.

Cómo el éxito puede cegar a cualquiera.

Hasta la persona más famosa del mundo.

Imagínate el que no lo es.

¿De qué manera el éxito te ha cegado (o sigue cegando) a ti?

Elvis es otra de las tragedias de Hollywood y/o industria musical.

Muere a los 42 años. ¿Cuántos mueren entre los 40 y 50 cuando comienzan a decaer?

La ola no dura para siempre.

El punto es cómo manejas la ola en sus diferentes etapas.

Son muchos los que queremos crear la ola del éxito (poner el esfuerzo, el sacrificio y el tiempo).

Pocos los que están dispuestos a llevarla a una altura que puede rebasarte.

Muy pocos los que están dispuestos a ver cómo la ola rompe en la orilla y termina.

Y apreciar, agradecer y reconocer que la ola es parte de la vida.

Por esa ola pudieron mostrar al mundo su talento, su creatividad y dejar una huella.

La historia de Elvis es única. Todo lo que pudo haber sido es otra historia que nunca se sabrá. Su final es muy parecido a muchos otros, dentro y/o fuera de medio artístico. Cómo lidiar con tus demonios, tus miedos, tus carencias, no ver más allá del éxito y, finalmente, quedar atrapado en tu propia burbuja.

Tal vez esa es la lección más grande que me deja la película: cómo me estoy protegiendo tanto y tanto que sin darme cuenta puedo estar atrapándome en mi propia burbuja de miedos, fantasías, mi ego, mis fantasmas, pero al final de cuentas, creyendo que me estoy protegiendo, cuando en realidad me estoy aislando de mi mismo. Y de lo que quiero ser.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Austin Butler encarna a Elvis en la nueva película sobre el ícono.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»

Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.

Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»

Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.

A %d blogueros les gusta esto: