fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Superpoder De La Respiración

El superpoder de la respiración

La pandemia por COVID-19 es sin duda una de las crisis más grandes que la humanidad ha vivido en las últimas décadas. Desde mi perspectiva ha sido, entre otras cosas, un amplificador de las virtudes y carencias de nuestra especie. De alguna manera nos ha permitido poner atención a nuestros hábitos, a la importancia de ser saludables y a valorar nuestro sistema respiratorio.

Le dedicamos mucho tiempo a poner atención en la alimentación, en lo que escuchamos, vemos o bebemos. Ahora, ¿has dedicado tiempo a pensar en tu forma de respirar?

Sin duda, un aspecto que hemos olvidado de forma evidente por su naturaleza instintiva es la importancia de una de las funciones vitales del humano: la respiración.

Esta función con la que debutamos y nos despedimos de este mundo, es una de las principales funciones fisiológicas de los organismos vivos. Gracias a ella obtenemos el oxígeno, elemento fundamental para poder fabricar la energía que necesitamos.

¿Sabías qué necesitas aprender a respirar apropiadamente para optimizar el funcionamiento del cuerpo?

A diario respiramos alrededor de 20 mil veces, entre 14-18 respiraciones por minuto. Todos sabemos que respirar es importante y suena obvio,  pero, hemos olvidado cómo hacerlo correctamente. Al ser una función regulada por una parte del sistema nervioso autónomo (es decir, que funciona sin que nosotros estemos conscientes de su operación) dejamos que suceda a veces de manera poco apropiada.

La respiración como herramienta para transformar el estrés.

Como humanos siempre estamos buscando fuera de nosotros tecnologías nuevas, lo más reciente o lo novedoso para facilitar y mejorar nuestra vida. Pero olvidamos que naturalmente poseemos la mejor tecnología para aliviar el estrés. Además, está a nuestra disposición los 365 días del año durante las 24 horas del día de manera gratuita. No tiene efectos secundarios y tampoco necesita prescripción médica: tu respiración. Es una de las tres herramientas con mayor evidencia científica que permiten transformar el estrés.

Respirar es una función voluntaria en la que es posible intervenir y tomar el control del ritmo, duración y profundidad. La respiración se convierte en aliada cuando podemos aprender a usarla como un súper poder para crear calma en acción, bienestar y salud. 

Hace algunos meses tuve la gran oportunidad de aprender de un swami de la India (uno de mis maestros espirituales) sobre la importancia de la respiración como una herramienta de autoconocimiento. Me enseñó el siguiente ejercicio: imagina que en la punta de la nariz se posa un vigilante que observa el movimiento del aire que entra por ella para recorrer cada célula del cuerpo llevando este gas vital que le da vida a la vida y que regresa desde ahí hasta nuevamente registrar su salida por la nariz. Con esta sencilla pero poderosa tarea aprendí a crear un estado de calma intenso desde el que puedes observarte con más amor y compasión y también tomar control de una parte del sistema nervioso autónomo, lo que trae consigo una reducción química de los efectos del estrés con grandes beneficios biológicos, físicos y emocionales a tu cuerpo.

Respirar puede ser algo tan automático que se vuelve poco relevante a lo largo del día. Apreciar esta función, que representa la vida misma, requiere entrenar al cuerpo, ser paciente y amoroso en la práctica. 

Para comenzar a tener consciencia de la importancia de respirar, te sugiero que asignes un tiempo durante tu día para hacerte consciente de tu respiración. No sólo en momentos de crisis, sino con intención y de manera programada.

Para ayudarte quiero compartirte una de mis herramientas que ayuda a respirar de manera consciente durante el día, algo muy sencillo y práctico:

  • Ata un pedazo de hilo o listón a tu muñeca y en el transcurso del día cada vez que lo mires (sí, cada vez, sin importar lo que estés haciendo) toma por lo menos tres respiraciones profundas, largas y lentas. 

Inténtalo, esta simple acción creará un estado de calma con intención. Así, cuando llegues a tener un momento de crisis tus circuitos químicos, neuronales y biológicos están condicionados a responder de manera más rápida al respirar con intención.

Tu forma de respirar es la mejor metáfora que puedes tener sobre la manera en que vives y en el cómo reaccionas a los retos, crisis y cambios que la vida te trae; obsérvate y reconecta con tu respiración. 

Recuerda que tu forma de respirar puede crear calma o caos en tu día a día. Respirar puede convertirse en tu súper poder para crear el día que deseas.

Con amor y gratitud,

Dra. Mónica García Rojas

(La autora es Médico especialista en Epidemiología y Homeopatía, Apasionada de la Epigenética, las Neurociencias y de la Inteligencia del corazón. Coach de Meditación. Está próxima a publicar un libro sobre su pericia en este campo).

Puedes seguirla en www.monicagarcia.com.mx

La Dra. Monica Garcia nos habla del superpoder de la respiración.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: