Hay un secreto para alcanzar el éxito. Es tan simple y sencillo que mucha gente no lo cree. Te reto a retarlo.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Secreto Detrás Del éxito

El secreto detrás del éxito

Cuando era periodista lo escuché mil y una veces. De casi todo el mundo que entrevistaba. Honestamente: en muchas ocasiones no lo creía. Dudaba si realmente era cierto. Pero con el paso del tiempo, veo que sí era cierto. Y no sólo en el campo artístico, sino en todo.

¿Quieres saber el secreto detrás del éxito? Espera, no tan rápido. Si te lo digo de una, no lo vas a creer. De la misma forma en que yo no lo creí alguna vez. Es tan simple, tan sencillo y tan básico, que no lo creemos. Lo más fácil es dudarlo, no creerlo y desmentirlo. Advertencia: tu SER, tu ALMA, tu esencia, cuándo lo escucha, no reacciona. Sabe, a un nivel profundo, qué es cierto. El que reacciona es tu EGO. Como me dijo una vez en una entrevista Gilberto Santa Rosa: «el EGO es una bestia y si no lo domesticas, te termina domesticando a ti».

Reacciona porque atenta contra todo lo que te han dicho y, sobretodo, lo que te has creído. Ayer tuve la dicha de ver y escuchar esto en un par de sesiones de coaching que realicé y una participación en un programa de internet llamado «Un Líder Lee», amenizado por Mike Acántaros, Paula Morelos y Jorge Ramadán. Todos nos dirigimos hacia algún lugar, la única diferencia radica en la manera en que vamos hacia él.

Enamórate del proceso.

Ahí lo tienes. Ese es el secreto. Lo que todos los famosos han hecho y siguen haciendo. Eso es lo que me decían artistas, músicos, productores, escritores, actores y todo tipo de persona que de alguna manera alcanzaba algún grado de éxito o reconocimiento. Eso en mis tiempos de periodista.

Ahora, en mi tiempos de coach y consultor, es lo que escucho de personas que alcanzan el éxito en espacios como los negocios, el emprendimiento, el empresarismo, las redes de mercadeo y otros campos. Antes escuchaba esta frase detrás del velo de la duda, del escepticismo, de la desconfianza o desde un observador que juzgaba más de lo que otros hacía en vez de realmente mirar lo que YO hacía. Hoy lo puedo ver desde la experiencia personal, desde la observación objetiva de terceros, desde lo que es una curva de crecimiento, desde la naturaleza misma en su proceso de manifestación.

Define el objetivo o el propósito

¿Qué tienen en común muchos de los artistas que tuve el privilegio de entrevistar o las personas que hoy he podido conocer o acompañar en el campo del coaching o la consultoría? Estaban dispuestos a hacer lo que los llevó a ser famosos o reconocidos sin recibir compensación alguna. Estaban claros que su objetivo era ese, que no les importaba lo que les pagaran, sino contribuir al mundo de esa manera. Ese es el punto.

Estoy claro que mucha gente hoy puede decir, lo que yo muchas veces pensaba antes. «Sí, es bien fácil decir eso ahora si eres un multimillonario o has alcanzado un nivel de fama o reconocimiento». Lo que mucha gente no toma en cuenta con ese comentario o duda es que esa persona se la jugó. Arriesgó todo por su talento, su idea, su sueño, su negocio, su emprendimiento y hoy puede verse de otra manera. ¿Porqué? Vivió el proceso. Cómo decía el Gabo: «puede vivir para contarla». Al tener claro un objetivo, enamorarse del proceso es imprescindible. Uno no llega sin el otro.

No confundas amor con lucha

Ahora, es bien importante tomar en cuenta un par de aspectos que muchas veces pasamos por alto. Enamorarte del proceso no quiere decir hacerte adicto al DRAMA, a la lucha o a simplemente quedarte en un proceso para siempre y no buscar momentos para elevarte, crecer o retarte a ser más. No dije hacer más, sino SER más. No es lo mismo, ni se escribe igual.

Enamorarte del proceso implica muchas cosas. Es estar abierto a aprender, a crecer, a enfrentar dolor (especialmente los dolores del crecimiento y de soltar lo que ya no te sirve), de seguir expandiendo tu campo de consciencia, de rodearte de gente que sabe y ha alcanzado más que tú (en algunos casos mucho más). Es saber que si vas a apostarle todo a algo, requieres comprender que es un viaje para toda la vida. ESO NO QUIERE DECIR QUE VAS A VIVIR DE ELLO, pero estás dispuesto a aceptarlo y no verlo como un fracaso o ser menos por eso. Crecimiento es inevitable, la manera de hacerlo es opcional.

Soltar el apego

Este siguiente paso es inevitable. Soltar el apego al resultado. Aquí reconozco que todos en algún momento tenemos una lucha con esto. Claro que todos queremos llegar al arcoíris al final del camino. Todos queremos la fama, el reconocimiento y todo lo que viene con la recompensa o el esfuerzo realizado. Pero si sólo estás pendiente al resultado, nunca te vas a disfrutar el proceso. El miedo, el temor, la duda o la incertidumbre ante la posibilidad de no lograr lo que quieres, te puede llevar a sabotearte de disfrutar el proceso.

Aquí es cuando mucha gente, por no saber soltar el apego al resultado, termina abortando su misión y de aprender a crecer mientras se acerca a su objetivo. Mucha gente prefiere quedarse chiquito, conforme, sin aspirar o desafiarse, por temor A CREER QUE MERECE SER EXITOSO Y DAR LOS SIGUIENTES PASOS EN SU PROCESO DE CRECIMIENTO. Esto requiere aprender a identificarlo o tener gente cerca que pueda despertarte, alertarte, sacudirte o apoyarte a no caer en esta trampa. Es una ilusión muy poderosa. Al no saber soltar lo que siempre hemos querido tener, terminamos abandonando el proceso de aprender a lograrlo. Enamorarte del proceso, no del resultado.

Tus nuevos amigos

Enamorarte del proceso implica aprender a hacer nuevos amigos. Y no me refiero a conocer gente nueva, diferente o interesante. Aquí hablo de amigos internos que van a ser parte del proceso y de TU PROCESO. Aspectos como el «no saber», «sentirte principiante o ignorante», «en ocasiones estar rebasado en muchos aspectos», «sentir miedo, confusión, ganas de salir corriendo o del abandonar todo», «preguntar mil veces lo mismo y no entenderlo», «pensar que aveces crees que estás retrocediendo», «estar estancado», etc., son paradas en el camino.

Mucha gente por desconocer o no gustarle este tipo de encuentro cercano con tus emociones, sentimientos, pensamientos, creencias o estados, prefiere quedarse en lo seguro, lo predecible o lo que no le incomode. Como dijo una vez Gary Vaynerchuk, «todo el mundo puede emprender, pero emprender no es para todo el mundo». Si no estás dispuesto a enfrentar este tipo de crecimiento, tal vez debes reconsiderar o replantearte tu objetivo o meta. Pero si quieres saber el secreto al éxito, enamorarse del proceso es inevitable. Esto es parte del proceso. Como dice el refrán: lave, enjuage, seque y repita.

Para resumir

Si algo he aprendido a lo largo de mis treinta años en el campo de crecimiento y desarrollo personal, es que requieres enamorarte del proceso. Eso es algo que me apasiona y me inspira todos los días. Saber que mi amor por el proceso me hace retarme, incomodarme, arriesgarme y moverme hacia nuevos espacios constantemente. Si fuéramos a ponerlo en pasos o guías, aquí te los dejo: define un objetivo, enamórate del proceso, non confundas amor con lucha, desapégate del resultado y estar abierto a hacer nuevos amigos internos.

Repito, el secreto del éxito es tan simple y sencillo, no quiere decir FACIL, que mucha gente lo desmiente, no lo cree o simplemente lo ignora. Estos cuatro pasos se pueden aplicar a cualquier cosa en la que quieres o aspirar tener éxito. Desde ser un excelente padre, una extraordinaria pareja, un gran emprendedor o empresario o alcanzar un objetivo que hoy no sabes como empezar o hacerlo. Enamórate del proceso. ¿Qué vas a hacer al respecto?

El secreto al éxito es simple. Te reto a que lo retes y lo pongas a prueba.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: