fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Punto Ciego De La Repetición

El punto ciego de la repetición

¿Qué ha sido el reto más difícil que has tenido que encarar, hasta el momento, durante esta pandemia? Sabemos que ya las organizaciones mundiales, y locales, de la salud dicen que el final de la pandemia es inminente, pero las consecuencias mentales, emocionales, sicológicas, económicas y las pérdidas (de todo tipo) se seguirán sintiendo durante mucho tiempo.

Durante el fin de semana, estuve compartiendo con un grupo de líderes en un evento de retos y desafíos al aire libre, donde uno de los objetivos era seguir rompiendo barreras de creencias limitantes y atravesar miedos. A lo largo del día, tras escuchar sus experiencias vividas a lo largo del día, pude notar algo muy importante. El temor oculto detrás de sus palabras era similar…

El miedo a soltar los hábitos.

Sí, lo que por un lado es la puerta a la libertad, a descubrir habilidades y destrezas que puedes aprender, por el otro, es la salida que mucha gente rehusa tomar por miedo a lo que pueda pasar. Yo, al igual que muchos, fui uno de los que tuve que enfrentar muchos retos durante la pandemia. Perdí mucho (un departamento, mi coche, trabajo, ingresos, una relación de casi diez años, así como la pérdida física de familiares y amigos).

Durante los inicios de la pandemia me decía varias cosas, que no sabía lo limitante que era. «Esto es lo que sé hacer». «Si no es el momento, ya será en otro». «¿Cómo adapto lo que hago a un mundo que comienza a moverse en otra dirección?» «Mi resistencia a abrirme a otro mundo es el problema».

Una cosa es lo que me decía, y quería creer, y otra era la realidad. El problema no era la pandemia, no era la tecnología y mucho menos las pérdidas que estaba teniendo. Tampoco era que el mundo estaba detenido y tenía que esperar a que se moviera para poder «hacer lo que sé hacer». El problema era «cómo lo quería hacer».

Repetir lo mismo que sabía hacer, que dominaba cómo hacerlo y era la manera más cómodo para hacerlo.

Sí, la repetición era el problema. La manera en que había aprendido a hacer las cosas. Esta forma de querer hacer las cosas de una manera por no soltar el control o enfrentar la incertidumbre de «crear una nueva forma».

Has escuchado, tal vez hasta el cansancio que la repetición es necesaria para dominar y convertirte en alguien sobresaliente en un campo. Malcolm Gladwell dice que para convertirte en un «outlier» es invertir 10 mil horas desarrollando un talento. El problema es que mientras más horas inviertes en hacer algo, también sucede otro fenómeno: tu mente y tu ego comienzan a creer que esa es la mejor (por no decir única) forma de hacerlo. Y si tienes éxito, puede convertirse en un yugo, porque ahora tienes evidencia «de que eso es lo que funciona».

Esta mañana leía que «la repetición mata la creatividad». El mismo esfuerzo que haces para conocer, aprender y dominar una nueva habilidad, puede convertirse en tu peor ya que se puede convertir en un piloto automática, una muleta donde dejas de aprender y, lo peor de todo, una especie de burbuja impermeable donde no dejas que nada nuevo entre porque atenta contra la inversión mental, emocional y energética que has hecho para dominarla.

Mi problema, y el de muchos en estos tiempos, era uno simple: no querer soltar la repetición que ya conocía, para no comenzar a desarrollar una nueva. «Mejor es malo conocido que bueno por conocer». Ese es el problema. Mi terquedad, mi resistencia y, lo que realmente es, el miedo a lo desconocido y la falta de paciencia de comenzar algo nuevo. Esto jugó un papel en mi manera de decidir y lanzarme a hacer cosas nuevas durante este periodo.

¿Cuál ha sido la solución? Crear nuevas repeticiones, estar consciente de romper con mi automático, con mis viejas formas, de ver la oportunidad y no enfocarme en la frustración, la impotencia o, la peor de todas, la escasez. Tu puedes ver la vida como una oportunidad constante para aprender o limitarte a hacerlo «cuando toque o no tengas otro remedio». Tú eliges.

¿Qué vas a hacer al respecto?

La repetición tiene sus grandes ventajas, pero un punto ciego que puede limitar tu crecimiento.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Un ex jefe me decía, “hay que aprender a desaprender” y no lo entendía porque estaba en usando mi escudo interpretando que descalificaba mi trabajo y hoy me doy cuenta de que su intención era aportar para mi conciencia. 😃 hoy es algo que me digo “aprender a desaprender”

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba