fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Otro Lado De La Vulnerabilidad

El otro lado de la vulnerabilidad

El ser atrevido puede ser un acto de valentía… o de ignorancia. En estos días he visto cómo puedo ir de un extremo al otro en cuestión de segundos. En algunos momentos el acto puede ser realizado de manera muy deliberada y consciente. Es un acto de atreverme a hacer algo diferente, nuevo y, hasta incluso, incómodo. Por ejemplo practicar ayunos intermitentes, retarme físicamente como nunca lo había hecho y hacer una serie de actividades que afirman mi capacidad de atreverme.

Por el otro, el no tomar en cuenta ciertos detalles tales como cómo me siento y en qué momentos me encuentro como persona, el acto de atrevimiento puede terminar en algo muy contraproducente para mi claridad o crecimiento emocional, mental o hasta espiritual. O todas las anteriores. En mi caso, el ponerme en situaciones emocionales, mentales o hasta espirituales donde no estoy listo para recibir cierta información. Especialmente si la información proviene sin filtros o sin darle el contexto o espacio debido. En pocas palabras, es como hacer algo por el EGO y demostrar que puedo, cuando sé que no estoy listo.

Ser vulnerable vs. Estar vulnerable

La vulnerabilidad ha sido un tema que he tenido cerca de mi toda la vida. Producto de tener muchas inseguridades y de cuestionar mucho mi capacidad de desarrollar mis habilidades, he tenido que estar dispuesto a atravesar muchas barreras auto impuestas. En este caminar he tenido que estar dispuesto a ser vulnerable, a trabajar con mis miedos, mis inseguridades y en creérmela.

Eso me ha enseñado mucho a poder estar cerca de personas en la vida, en talleres, seminarios, sesiones de coaching/consultoría y sentirme cómodo (y respetar) cuando este aspecto de su ser aparece. Lo veo como un regalo cuando alguien se abre y muestra lo que vive del otro lado de la vulnerabilidad. Ahí vive la oportunidad, la posibilidad, la semilla que puede convertirse en una nueva puerta que muestre la grandeza que vive dentro de ese ser.

Cuando se está sanando

¿Porqué puede ser un acto de ignorancia? Ayer hablaba de estar dispuesto a alterar tu mapa de ruta. Si constantemente nos enfocamos en el mundo externo, vamos a medir nuestros actos en lo que dice, piensa o cómo reacciona la gente. Vamos a tener como medidor de esfuerzo el llamado «éxito o fracaso» basado en los estándares de la gente o de la sociedad. Por eso mucha gente esta cansada en estos tiempos de «redes sociales» y de «si tu me enseñas el tuyo, tal vez yo te muestro mi versión photoshop del mío».

Durante este tiempo en el que me he sentido vulnerable por varios procesos personales que vivo, he tomado la decisión de trabajar con ciertos aspectos de mi vida que nunca había hecho antes. El objetivo es poder desarrollar un nivel de fortaleza que nunca había experimentado antes. No busco convertirme en un ser infalible, impermeable o impenetrable. Al contrario, es accesar la flexibilidad, la permeabilidad y la apertura, con un grado de firmeza. Hay una línea muy fina entre la fuerza y la fortaleza. Elijo la segunda, aunque para obtenerla requiero pasar un tiempo en la primera.

Qué pide o requiere tu cuerpo

Ayer hablaba con una amiga sobre este tema. La importancia de aplicar cierto grado de disciplina, rigor y/o estructura a tu vida, pero no de manera cerrada o inflexible. Una cosa es aplicar cierto tipo de prácticas que pueden agregar valor a tu vida (especialmente en ciertos aspectos de ella). Otra cosa es mirar qué requiere tu cuerpo de lo que quieres aplicar para que realmente lo asimile, lo acepte y juegue en armonía contigo en esta nueva etapa.

Aquí es donde ser vulnerable contigo mismo puede ser una nueva opción. Si yo quiero desarrollar fortaleza en mi vida, primero requiero identificar, sentir y reconocer cómo mi cuerpo y mis emociones están. Para llegar a donde quiero llegar, primero acepto dónde estoy y de dónde vengo. Si toda mi vida he operado desde la inseguridad, no puedo ponerme la máscara de la seguridad para pretender. Primero requiero mirar de dónde proviene esa inseguridad y cómo el reconocerla es el primer paso para superarla. No puedo verla como algo malo o que me hace menos.

Ser equipo contigo

Es «desaprender lo aprendido» e identificar la manera en que puedes ir llevando tu mente, tus emociones, tu cuerpo, tu esencia y tu corazón a trabajar como un equipo. Ser vulnerable es un paso necesario, vital y de mucha importancia. Pero no se trata de mostrarlo al mundo, sino de reconocerlo para ser cariñoso, gentil, tierno y sensible ante tu propia realidad y lo que quieres lograr. Si logramos armonizar con la vulnerabilidad como un espacio de vida y no verlo como una debilidad, vamos a crear más de lo que merecemos y no seguir ocultando lo que ya no queremos.

Ojo, esto no quita que habrá momentos en la vida cuando estés pasando por una etapa o tramo donde estés vulnerable por lo que vives. Puede ser una pérdida de un familiar, de un negocio, de una relación, económicas, crisis existencial, una traición, una enfermedad o tener que enfrentar situaciones (o circunstancias) imprevistas, que te llevan a estar un tiempo en recuperación. En esos tiempos es importante identificar en qué etapa de tu proceso estás antes de cometer atrevimiento ignorantes y no respetar dónde están tus emociones o tu proceso de sanar. De no hacerlo, puedes caer en círculos viciosos que sigan perpetuando una parte de ti que ya no quieres seguir dándole poder. Ahí matas tu capacidad de ser vulnerable y comienzas a vivir ocultando quién eres. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Aprender a ver la vulnerabilidad como una puerta al crecimiento es vital.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: