fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Mundo Te Ve De Tres Maneras

El mundo te ve de tres maneras

Si le preguntaras a diez personas que elijan una de tres palabras para describirte en términos de cómo comunicas, cómo enfrentas crisis, cómo manejas oportunidades y como eres ante lo nuevo o desconocido, ¿cuál sería la respuesta más común? Las tres palabras a elegir son: problema, oportunidad o solución. Sólo pueden elegir una.

¿Eres de las personas que a todo le encuentras un pero? ¿Eres de las personas que siempre le busca la quinta pata al gato? ¿Eres de las personas que para todo tienes una queja? ¿Eres de las personas que siempre encuentras razones para tener la razón y encontrar razones para NO hacer las cosas? ¿Eres de las personas que desconfías de todo? ¿Eres de las personas que tienes razones para dudar de todo, especialmente de ti?

¿Eres de las personas que lo primero que piensa es en sus circunstancias o razones para no poder hacer las cosas? ¿Eres de los que usas tu influencia para que otros piensen como tu y si estos no piensan como tu te llevas el balón y nadie juega? ¿Eres de los que ves el vaso medio vació con más frecuencia?

Dicen que el problema no es el problema, sino la forma de verlo. ¿Qué pasa si tu manera o forma de ver la vida es un problema? Tal vez no para ti, pero para tus seres queridos, para los que te rodean o para los que impactas en tu vida. Y no se trata de complacer a los demás, sino ver la manera en que tu óptica de vida resulta ser un obstáculo para que la gente a tu alrededor pueda dar un salto. Y tu también.

¿Eres de las personas cuya curiosidad la dirige a conocer cosas nuevas? ¿Eres de las personas que cuando no sabes algo sientes que la vida te presenta una oportunidad para ver las cosas diferentes y desarrollar nuevas formas de pensar? ¿Eres de las personas que permites que la gente encuentra su propia solución y no buscas decir qué hacer o cómo hacerlo?

¿Eres de las personas que presentas las cosas con un grado de objetividad, neutralidad y presencia para que la gente llegue a su propia conclusión? ¿Eres de las personas que cuando compartes las cosas estimulas la imaginación, la creatividad y/o inspiras a la gente? ¿Eres de las personas que cuando hablas buscas más en conectar con la gente y hablar a lo que ves en ellos y no enfocarte en lo que quieres decir?

No es lo mismo hablar desde la oportunidad que puedes presentar, que ser un oportunista. Una oportunidad, cuando es mostrada desde un espacio auténtico, genuino y, en algunos casos, vulnerable, puede evocar en la gente un grado de apertura, tranquilidad y confianza. ¿Qué se siente cuando tu forma de comunicar es enfocada en el otro; no en convencerlo, sino en conmoverlo? En tocar a la persona (o personas) a las que comunica porque está claro que su mensaje trasciende la mera aprobación, y está enfocado en llegar al corazón y no a la cabeza. En abrir posibilidades.

¿Eres de las personas que te encanta ayudar a las personas? ¿Eres de las personas que no puedes aguantar los deseos de decirle a la gente qué hacer o cómo hacerlo? ¿Eres de las personas que no te gusta ver a la gente pasar trabajo o esfuerzo? ¿Eres de las personas que te gusta proteger a la gente? ¿Eres de las personas que disfrutas diciéndole a la gente qué ruta o qué cambios debe hacer?

¿Eres de las personas que te gusta controlar las cosas o situaciones? ¿Eres de las personas que usas en ocasiones el tonito, el dedito, la cara o gestos y tu energía para disuadir, influenciar o dirigir unas conversación en la dirección que tu quieres? ¿Eres de las personas que te gusta pensar que tu solución es la mejor o debe ser tomada en cuenta por encima de otras primero? ¿Eres de las personas que en ocasiones de cuesta mantener la objetividad en ciertas conversaciones?

He aprendido que el control mata la creatividad, la espontaneidad, pero sobretodo, el liderazgo. El dar la solución a la gente mata su capacidad de pensar, de solucionar, de tomar la responsabilidad, de decidir y no crecer. Mucha gente cree que dar soluciones es lo mejor, cuando en muchas ocasiones puede ser contraproducente. Una cosa es ser creativo y encontrar soluciones, otra cosas es siempre querer darlas.

En el mundo de las ventas, del emprendimiento y del mercadeo, es común hacer referencia al triángulo de los elementos importantes para obtener un cliente. Hay que saber identificar cuál es el problema o la pesadilla que tiene la persona, cómo lo que presentas o dices es una oportunidad para el que lo escucha; y lo que vas a vender u ofrecer tiene que ser una solución para el problema. Si logras identificar eso en todo lo que comunicas, podrías impactar a mucha gente y hacer una fortuna en el proceso.

Ahora, una cosa es usarlo como herramienta de publicidad, promoción o mercadeo, otra cosa es comportarse así en la vida. Tal vez no te has dado cuenta, pero tu manera de ser o de comportarte puede ser más un problema por la manera en que piensas, no tanto como eres. Los que viven ofreciendo o comunicando desde la oportunidad siempre van a tener muchos seguidores y van a ser fuente de influencia.

Los que se dedican a dar soluciones pueden terminar con un problema: que la gente constantemente dependan de ustedes. Eso termina convirtiéndose en una carga y te martiriza. Dar soluciones puede ser oportuno, siempre y cuando no se convierta en una costumbre que le quite a otros su capacidad de pensamiento, crecimiento o desarrollo. Especialmente si diriges grupos o una empresa. Si tu eres el «todólogo o el hombre orquesta», verás como todo el mundo se queda viendo como tocas y haces todo o terminan ignorándote o cambiando de sintonía.

¿Cuál es la palabra que mejor te describe: problema, oportunidad o solución? Tal vez la respuesta te sorprenda. La buena noticia es que estas a tiempo de hacer algo al respecto y alterar la manera en que escuchas, comunicas y te relaciones con tus seres queridos y todos los que te rodean. ¿Qué vas a hacer al respecto?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

Regresa «Máximo Mujer» el próximo 21 y 22 de septiembre a la Ciudad de México. Cupo para 30 extraordinarias mujeres que desean llevar su vida al siguiente nivel y recuperar algo vital en su vida que tal vez han perdido sin darse cuenta: su poder. Seis herramientas poderosas en el taller que serán «Dos días para el resto de tu vida». Más información con Indira Martínez por whats app al 55 8354 8969. Hay oferta especial hasta el 15 de septiembre.

#crecimientopersonal #problema #oportunidad #solución #mentalidad #anquiro #blogger #hábitos #comportamientos #comunicación

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.