fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Mito Del Balance

El mito del balance

Señores, si quieres manifestar un sueño, si quieres emprender y si realmente quieres dejar una huella en el mundo, hay una palabra que quieres escucharla como un mito. No podemos dar por cierto o falso su existencia, pero tanta gente la menciona y la busca que podría confundirse con ser la misma fuente de la juventud que buscó durante gran parte de su vida Juan Ponce de León.

Es el mito del balance. Mucha gente habla de mantener un balance entre vida y trabajo. Un equilibrio entre actividades relacionadas a lo profesional y a lo personal. No volverte obsesivo compulsivo al trabajo o un llamado «work-aholic» (adicto al trabajo) y tener, en lo mejor posible, un nivel de actividades que sean lo suficientemente sanas y saludables para que tu tiempo en el trabajo sea lo más eficiente y placentero posible. Más, una vida equilibrada fuera del trabajo.

Cuando tu amas lo que haces, vas a querer pasar mucho tiempo junto a esa persona o haciendo eso, porque lo amas. Ejemplo, cuando tienes un hijo, especialmente en sus primeros 18 años, deseas pasar la mayor parte del tiempo junto a él porque quieres impactar su vida con amor, enseñanzas, tiempo compartido y mostrar con tu atención no sólo cuanto te importa, sino el valor que le das con el tiempo que inviertes. Otra cosa, y un factor muy importante, quieres ser el mejor padre o madre posible para tu hijo en este tiempo.

No hay un garantía de que tu hijo lo vea así cuando alcance la mayoría de edad, pero es un riesgo que asumes. Apuestas todo porque te importa. En ese momento tu vida no tiene balance, pero lo haces con gusto y amor, porque ahora tiene un objetivo único y especial. (Estoy claro que muchos lectores van a decir, «tener un hijo es diferente». Claro que lo es, pero recuerda que el tema es el balance, no la circunstancia). Lo cierto es que algunos ni quieren, ni les importa el balance, lo que desean es estar con sus hijos.

Honestamente, balance puede ser lo más aburrido del mundo y puede ser una forma de matar la pasión que podría distinguirte en este mundo. Cuando tu quieres ser el mejor padre o madre del mundo, no sólo en el tiempo que le dedicas a tus hijos, sino en educarte, capacitarte y prepararte para ser padre, no vas midiendo el tiempo que pasa, lo que inviertes o lo que te cuesta, sino que miras a largo plazo el valor de tu inversión. En ese momento no piensas sólo en el ahora, sino en el mañana. Si sólo pensáramos de esa manera en todos los aspectos de nuestra vida.

En mis años de coach he conocido cientos de personas que dicen que quieren mejor calidad de vida y más cantidad de tiempo. El problema es que para mejorar mi calidad de vida tengo que tomar decisiones que pueden poner en riesgo el «balance» que tengo y por no tomarlo, pagas el precio de falta de calidad de vida. Hay gente que quiere más cantidad de tiempo, pero no trabajan con sus relaciones para que cuando pasen tiempo juntos (una hora o una semana), sea de calidad y no de cantidad. Como muchos no están dispuestos a ser vulnerables, exponerse, decir o comunicar lo que sienten o lo que quieren de dicha relación, la misma pasa a estancarse y no crece. Lo que no se mueve, se atrofia.

El problema no es tener balance o no, sino cómo te relacionas con la gente mientras alcanzas tu sueño. Si amas algo, dale el 100%, entrégate, hazlo con pasión y con un alto nivel de compromiso y profesionalismo. Vas a pagar un precio, ganes o pierdas, pero es mejor tener a todo el mundo claro e informado, que a oscuras. Cuida tus relaciones. ¿Cómo? Tres cosas:

1) Descubre y define con tus seres queridos tanto tus sueños, como los de ellos, para que sepan cómo apoyarse, inspirarse e impactarse de manera positiva.

2) Comunica a la gente cuanto te importan y cómo te gustaría relacionarte con ellos, especialmente si estás pasando por una etapa donde tu sueño exige de ti mucho tiempo y presencia.

3) Cuando le dediques tiempo, enfócate en lo que ellos requieren y no lo que tú quieres (especialmente si ellos están sacrificando tiempo para que tu logres tus metas).

¿Crees que algún amigo podría beneficiarse de leer este blog? Compártelo usando los íconos que aparecen abajo o el enlace que aparece en el recuadro. ¿Deseas mantenerte informado de Anquiro? Regístrate en www.jorgemelendez.com.mx, es gratis y no compartimos tus datos. Ya tenemos nuevo Podcast semanal todos los lunes: anchor.fm/jorgemelendez, es gratis y puedes suscribirte. Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog e invertir en tu crecimiento. #balance #mito #anquiro #relaciones #hábitos #crecimiento #emprendimiento #pasión #consciencia #esfuerzo

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: