fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Impacto De Pedir Y Dejarte Apoyar

El impacto de pedir y dejarte apoyar

Esto que te voy a compartir a mucha gente les cuesta creerlo: que hay muchas cosas que me causan miedo. Mucha gente piensa que porque eres un coach o tienes 25 años de experiencia en algún campo, ya estás inmune al temor, la duda o la inseguridad. Nada más lejos de la realidad. Una cosa es no querer hacer las cosas por el miedo a fracasar o no poder hacerlo y otra cosa es sentir miedo por la manera en que deseas hacerlo.

Una vez uno de mis mentores me dijo: «si realmente quieres enfrentar tus miedos y comprometerte públicamente con romperlos, es ponerle una fecha e invita a mucha gente a compartir lo que deseas lograr. Pues lo hice esta semana.

Esta semana reuní a un grupo de amigos. ¿Motivo? Presentarles un «keynote» o presentación que voy hacer próximamente antes un grupo grande de gente. He tenido la oportunidad de dictar charlas, seminarios, conferencias y talleres en muchos lugares y de muchas formas diferentes. Ahora, a partir de este año tomé la decisión de retarme en la manera y/o la forma en que deseaba hacer las cosas.

Lo más fácil era pensar «esto lo he hecho antes», «yo sé lo que tengo que hacer», o muchas otras cosas que puede decirse (y me he dicho) una persona que tiene experiencia en su campo. Dar una charla no es el problema. Dar una conferencia no es un problema. Mostrar otra parte de mi en una charla, en una conferencia o en lo que sea, como NUNCA lo he hecho, es el reto. Es más, fue un acto de exponerme.

Lo primero que pensé fue hacer algo de impacto y atractivo. Primero les envié a cada uno por what’s app un mensaje de que requería de su apoyo. A muchos les tomó por sorpresa que les pidiera su apoyo. Algunos hasta me preguntaron: «¿estás bien?», «me parece extraño escuchar que pidas apoyo». La mayoría respondió afirmativamente a darme dos horas de su tiempo.

Acto seguido hice algo muy atrevido. Les envié una invitación que parecía que provenía de TED. Para los que no saben que es TED, es la plataforma de exposición de mayor envergadura o aspiración que puede tener un expositor, conferenciante o persona que hable en público. La respuesta de los invitados fue extraordinaria. (Que conste, el que piense que engañé a los invitados, al final de la misma decía que no era una presentación real, oficial o autorizada, sino un simulacro y el sueño del presentador).

El pasado miércoles llegaron al salón de actividades del lugar donde vivo unas 30 personas. Eso nada más fue motivo de satisfacción, de orgullo y de conmoción. Todas las personas que llegaron son importantes en mi vida y de alguna manera han contribuido mucho al crecimiento que he vivido en los pasados tres años. Repito, mis 25 años de experiencia en mi campo me sirvieron para prepararme para lanzar mi marca y comenzar a forjar un camino de manera diferente y distintiva. En muchos aspectos me siento como si estuviera empezando. Y no me da pena, vergüenza o temor decirlo.

El miedo estaba ahí, pero sentir el amor de mis amigos, de seres cercanos a mi y de personas que buscan el crecimiento de ellos y del mundo, fue más que suficiente como para atravesarlo. Si, me equivoqué, en un momento perdí el hilo de lo que quería decir. Pero de eso se trataba, de practicar, de hacerlo como si fuera real y darme la oportunidad de compartirlo con personas que van a ser honestas conmigo.

Si algo he aprendido es que mejor es darte la oportunidad de practicar y de hacer partícipe de tus logros, aciertos, caídas y fracasos a los que tienes cerca, que sólo mostrarle lo que quieres, o te conviene, mostrarle. Si eres parte de mi círculo cercano, voy a mostrarte lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo. Eso es parte de mi crecimiento, de mi realidad y de quien soy.

Lo que ahora si se es que cuando me presenté en tarima antes 300 personas, el miedo estará ahí, pero los rostros de estos treinta seres estarán ahí alentándome, respaldándome y acompañándome. El permitir que gente entre en tus espacios de crecimiento y miedo, puede ser el mayor regalo que te otorgues. Esto es sólo el principio. Gracias a todos los ángeles que han sido, y seguirían siendo, parte de mi vida. ¿Qué vas hacer tu hoy para que te permitas que la gente sea parte de tu viaje de crecimiento hacia lograr tus sueños?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.