Hoy "Los 7 Espacios" se enfoca en el espacio que ocupan tus emociones. ¿Qué podrías elevar en tu vida si las conocieras mejor?
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Espacio Que Ocupan Tus Emociones

El espacio que ocupan tus emociones

Gracias a todos los que escribieron, compartieron y publicaron en sus redes la invitación de ser parte de «Los 7 Espacios de tu Vida». Tanto en Facebook, Instagram, LinkedIn, WhatsApp y en Twitter, fueron varias las personas que me compartieron sus experiencias, su sentir o sus dudas, mientras que otros lo hicieron público en sus redes para que otros pudieran beneficiarse.

Como dije, era importante no sólo leer el blog del pasado viernes (o el resumen semanal que envío privadamente), sino acompañarlo con el Domingo de Descubrimiento que fue enviado ayer. El objetivo era darte por separado dos cosas: el cómo hacerlo por cada área con el respectivo día y, el porqué y/o para qué hacerlo para darle profundidad o propósito al asunto.

1er día: espacio espiritual

Ayer domingo la idea era trabajar con tu parte espiritual y hoy con la emocional. Antes de entrar en el tema de hoy, quiero compartir algo que me escribió una gran amiga que está haciendo el proceso. Entre las cosas que me dijo fue que «ella practica la gratitud en ese primer instante que despierta, que tiene un gran sentido de espiritualidad y que sostiene una presencia constante con Dios en su vida. conversa con él y cree en los milagros». Eso me parece fantástico.

Ahora, el objetivo del ejercicio puede tener tres posibilidades. Primero, no haces nada con tu espiritualidad y el definir y comenzar a desarrollar un hábito diario puede ser ese nuevo espacio para crear algo diferente en tu vida. Segundo, eres intermitente en tu espiritualidad y no tienes un sentido de disciplina o rigor diario en tu práctica espiritual y el crear un espacio de este aspecto de tu vida va a tener un impacto en tu mente, tus actitudes y en tus comportamientos. Tercero, en el caso de mi amiga, ella tiene una práctica espiritual constante y presente en su vida.

El punto con los que YA tienen una práctica o disciplina es preguntarse: ¿qué podría ser un nuevo espacio? ¿una nueva rutina? ¿Profundizar en tu espiritualidad? ¿Aprender algo que no sabes que te lleve a un nuevo nivel o mejorar tu espiritualidad? Como escribí en el Domingo de Descubrimiento acerca de «crear nuevos espacios», no se trata de descartar o desvincularte de lo que sabes o haces, sino elevar, mejorar o descubrir un nuevo nivel. Salirte de lo cómodo, lo conocido o lo que ya te gusta/conoces y adentrarte en algo nuevo. No quedarte en lo acostumbrado. ¿Qué sería aprender algo nuevo sobre los milagros que rete tu manera de pensar sobre ellos? Eso es un ejemplo de muchos que podría ser aptos para lo que me dice.

Hoy: el espacio emocional

Vamos con el tema de hoy de las emociones. Específicamente, el espacio que ocupan tus emociones. Mucha gente suele confundir emociones con estados mentales o hasta con opiniones. Es más, muchas veces la gente suele disfrazar una opinión con un grado de energía y creen que eso es un sentimiento, cuando en realidad no lo es. ¿Cuántas veces al día piensas o dices: esto no me parece justo, es una injusticia o está mal? ¿Qué tal si tu frase es «me siento mal porque pasó esto o me siento bien ya que esto pasó? Bien o mal no son sentimientos, sino juicios y/o etiquetas que le pones a las cosas para no tener que identificar o hacerte dueño de la emoción que vive realmente en ti ante la situación.

Se han identificado que el hombre puede experimentar más de 200 sentimientos, aunque emociones reales durante mucho tiempo se pensaba que eran sólo 6 y ahora hay 27. ¿Las conoces; las 6 o las 27? Para algunos el sólo conocer estas 27 emociones puede ser revelador. Identificarlas mucho más. Y, eventualmente, poder distinguir e identificar cuando las estás sintiendo y decirlo o externarlo puede ser un gran objetivo o meta.

El conflicto con las emociones y el sentir

Lo cierto es que le tememos a sentir. Sentir implica soltar el control, estar dispuesto a mostrarte o exponerte, a estar en contacto con un grado de autenticidad y honestidad que todavía creemos que es «inapropiado, no nos van a entender, me pueden rechazar, se van a burlar de mi o no van a valorar/reconocer lo que sientes o das por ello». En fin, hemos sido tan lastimados, heridos o desatendidos, que preferimos desconectarnos del sentir y vivir en el pensar.

Otro detalle o reto con el sentir es que constantemente vivimos en el pasado o en el futuro y usamos eso de excusa para justificar lo que sigues cargando o distanciarte de lo que podrías sentir. Al creer que lo que viviste fue tan importante (en este caso, dejó una huella o impresión en tu campo emocional), lo justificas para cargarlo al presente.

El momento y las «seudo-emociones»

Ejemplo: si la semana pasada fue pesada, dolorosa, decepcionante y con muchas cosas inesperadas, es muy probable que pienses en esta desde ese lente. Tu lente emocional puede estar teñido por el pasado o lo vivido la semana pasada. Por el contrario, si fue lo opuesto, una semana exitosa, feliz, alegre y llena de logros, es probable que te estés aproximando a esta semana con esa energía. El punto no es decir que uno es mejor que el otro, sino la manera en que asociamos las emociones con la temporalidad. Tendemos a justificar lo que sentimos por lo que ha pasado.

El punto en el ejercicio de hoy es simple (no quiere decir que sea fácil). Saca un minuto y mira, ¿qué emoción es la más predominante en mi diario vivir? (Verifica si realmente es una emoción y no un estado mental o una opinión con energía). ¿Qué emociones muestras con más facilidad y cuáles te cuesta mostrar? ¿Cuáles te cuesta identificar o poner en palabras? ¿Qué emociones te gustaría aprender a manejar de manera más productiva o eficiente? ¿Qué emociones (positivas o negativas) sacan lo mejor o peor de ti?

¿Hasta dónde quieres llegar?

Visualiza, ¿cómo sería tu vida si aprendieras a sentir, comunicar y liberar tus emociones (las que fueran)? ¿Qué vas a hacer para conocerte más emocionalmente? ¿Cómo vas a liberarte de las emociones que cargas (positivas o negativas) para poder ser objetivo en muchos aspectos de tu vida? ¿Qué práctica diaria podría ser de valor para ti comenzar a incorporar a tu diario vivir y su salud emocional? ¿Has pensado en buscar la ayuda de un terapeuta/coach/profesional de la salud para liberar las emociones que no sabes o te cuesta hacer?

Hoy puede ser el día donde comienzas a desarrollar tu inteligencia emocional y conocerte emocionalmente. Puede ser el principio donde comiences a verte a ti mismo y al mundo de otra manera. Puede ser el primer acto de tu nueva vida. Te lo mereces. ¿Qué vas hacer al respecto? Me encantaría escuchar y leer de los que ayer hicieron su trabajo espiritual o hoy hacen la parte emocional? Deja un comentario abajo o escríbeme de manera privada en mis redes sociales. Te leo, lo valoro y te respondo si lo deseas.

Las emociones ocupan un gran espacio en tu vida. Hora de conocerlas y impacto que tienen.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: