fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Ejercicio Del Desapego

El ejercicio del desapego

¡Qué difícil puede ser desapegarse de las cosas! Si me preguntaran cuál de todas las lecciones que he aprendido desde que comencé a encaminarme en el camino del crecimiento personal, esta sería una de las dos principales. el perdón sería la otra. El ejercicio del desapego es un reto diario.

Si tuviera que hacer una lista de las muchas cosas de las que he tenido que aprender a desapegarme, sería muy larga. Con sólo mencionar ejemplos como mi apego al reconocimiento, a llamar la atención, al sexo, a las relaciones disfuncionales, a la impulsividad, a comprar compulsivamente, a creer que soy lo que tengo o lo que hago, etc. Son muchos los apegos que he tenido que estar dispuesto a superar y soltar. El ejercicio del desapego nunca termina.

Definamos lo que es un apego primero, para tener claro lo que es el concepto de desapego. Apego es una creencia mental que hemos construido a lo largo de nuestra vida. Esta creencia esta basada en el miedo. A esta creencia le hemos dado el poder de llevarnos a pensar que si no tenemos ese objeto, esa persona, relación o cosa, somos seres incompletos o a nuestra vida le falta algo sin ello.

Esta mañana leía algo que dijo hace muchos años el gran Anthony De Mello: «Nuestra mente está muy ocupada creando más infelicidad que felicidad. Eso nada más es un apego que muchas veces ni siquiera cuestionamos. Son demasiados apegos para contarlos. El punto es que los apegos no son hechos, sino creencias. Son parte de una programación que nos ha dado la sociedad, nuestros padres, la educación, el gobierno, la economía, la religión, nuestros amigos y muchos otros aspectos para hacernos creer que nuestra felicidad depende de tener X o no tener X».

Esto pone a prueba muchas cosas que creemos o damos como ciertas o deben ser de una manera. Por ejemplo, lo que es el amor, la vida, la muerte, las relaciones, la felicidad, el placer, la satisfacción, la plenitud. ¿Cuánta gente conoces que vive obsesionada queriendo obtener, mantener o excluir de su vida todo lo que no sea o se parezca a lo que mencioné en la oración anterior? El ejercicio del desapego puede ser revelador.

El apego a querer eso, hace que excluya o cierre en su vida otro tipo de experiencias por temor a no tener o alcanzar lo que «debe ser o como debe verse la felicidad». Esto nada más es motivo de debate, choques o confrontación para mucha gente que ni siquiera se embarca en un proceso de desapego, ya que por no cuestionar su propias premisas, terminan encerrados en ellas sin darse cuenta.

Una lección invaluable que me dejó De Mello de este proceso fue la siguiente: «liberarte de tus apegos no conlleva lucha o renunciación. Solo requiere de ti observar, mirar fijamente sin juicio, sin comparación o sin evaluación: sólo observar. En ese proceso de observar abréte a estas tres verdades»:

Primera: «estás aferrado a una falsa creencia, de que tu felicidad depende de tener esta persona u objeto en tu vida». (Especialmente de una manera o forma).

Segunda: «pues disfrutar de estas cosas o personas, pero no aferrarte a la idea de que no eres feliz o estás incompleto sin ellos». (Mira a ver qué apego tienes al placer de una manera u forma).

Tercera: «si aprendes a disfrutar el amor de mil flores, no vas a extrañar o pensar que una menos te quita la felicidad. Si disfrutas el saborear mil platos, no vas a pensar que uno menos te quita felicidad». (Mira más lo que tienes que lo que no tienes).

Nadie nace con apegos, aprende a creerlos, internalizarlos y aplicarlos a lo largo de su vida. Estos apegos posee un gran poder sobre tu mente, tus emociones, tu energía, tus comportamientos, tus actitudes, tus acciones y, más importante, tus resultados. No podemos dejar fuera, tu experiencia de la vida y de conocer quién eres en realidad. El ejercicio del desapego impacta muchos aspectos de la vida y de quién crees que eres.

No estoy aquí para decirte si esta bien o mal la manera en que vives. Tampoco estoy aquí hablando como si fuera una persona libre de apegos, porque tengo muchos. Es más, te invito a considerar la posibilidad de que mientras más vas viviendo y más van pasando los años, tus apegos pueden ir creciendo, cambiando, aumentando y pueden aferrarse a logros, éxitos, fracasos, desilusiones, traiciones y todo tipo de experiencia de vida.

Ahora mismo la pandemia está siendo un gran ejercicio de desapego para todo el mundo de muchas cosas. El amor, la amistad, la honestidad, las relaciones, las creencias, la relación con el cambio, la resistencia, las emociones, el miedo, el dinero, las prioridades, son muchos aspectos que están siendo puestos a prueba. ¿Cómo sería liberarte de los apegos que más poder y energía le quitan a tu vida? Manos a la obra con el ejercicio del desapego.

Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog. Este sábado 25 de julio publico mi nuevo e-book «¿Emprender después de los 40»?: 7 verdades para hacerlo». El mismo lo estoy regalando y con sólo registrarte en esta página lo obtendrás en tu correo electrónico.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.