fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Compromiso De Ser Rico

El compromiso de ser rico

No hay nada más estimulante, inspirador y admirable que escuchar la voluntad en acción de un adolescente que desea alcanzar grandes sueños y logros en su vida. Por un lado es como si nada los detuviera. Tienen claro lo que desean hacer y son muy pocas las cosas que los detienen.

El tener la dicha de trabajar con un par de jóvenes dándole coaching ha sido una lección invaluable. Es como volver a ese etapa de mi vida y ver cómo pensaba, lo que veía y la manera en que me desenvolvía. Como bien lo escuchamos por todas partes hoy día: «esta nueva generación trae un chip diferente». Sin lugar a dudas.

Durante una sesión ayer, con uno de estos jóvenes, estamos discutiendo el libro de «Secretos de la Mente Millonaria» de T. Herv Eker. Una de las metas de este joven es «ser exitoso en la vida». Tener negocios, empresas y una diversidad de inversiones para poder ser libre financieramente.

Llegamos a una parte del libro donde el autor habla de un principio de riqueza: «La razón número uno por la que la mayoría de la gente no obtiene lo que quiere es que no sabe lo que quiere».

«La gente pobre tiene muchas buenas razones en cuanto a por qué podría suponer un problema hacerse y, de hecho, ser rico. Por consiguiente, no tiene al cien por cien la certeza de que realmente quiera ser rica. El mensaje que mandan al Universo es confuso. Su mensaje a los deseas es confuso. Por ende, el mensaje que se mandan a sí mismo es confuso. Si no estás obteniendo la riqueza que dices que seas, es muy probable que sea porque, en primer lugar, subconscientemente no quieres en realidad riqueza o, segundo lugar, porque no estás dispuesto a hacer lo que haga falta para crearla».

Aquí Eker entra en detalle a identificar tres niveles de intención y compromiso para ser rico.

El primero: «quiero ser rico». «Es como decir, bueno si me cae como llovido del cielo, lo cogeré». Por eso el querer como declaración no dice nada al Universo. El querer no te lleva al tener, se queda como un deseo. Y como dice Eker: es confuso, ambiguo. No es claro y/o preciso.

El segundo: «elijo ser rico». «Esto implica decidir convertirse en una persona rico. Es una energía mucho más fuerte y va a la par con ser responsable de crear tu realidad. Elegir es mejor, pero no lo mejor». Es como ponerle la mejor gasolina a tu coche, pero no sacarle el mejor rendimiento al motor y a los caballos de fuerza que puede usar el conductor del mismo (que eres tú).

El tercero, y más importante: «me comprometo a ser rico». «La definición de comprometerse es dedicarte sin reservas. Esto implica no retener absolutamente nada, dar el cien por cien en todo lo que tienes para obtener riqueza. Significa estar dispuesto a hacer lo que haga falta durante el tiempo que haga falta. Es el camino del guerrero: no hay excusas, no hay ningún pero, ningún quizás, ningún tal vez y el fracaso no es una opción. Seré rico o moriré en el intento».

Como todo joven, los ojos le brillan cuando dice y afirma la tercera. Eso mismo sucedió cuando platicamos sobre los niveles de compromiso e intención. Está claro que va a poner en práctica la tercera. Ya la afirma mucho.

Ahora es que empieza lo bueno, ya que este nivel de compromiso no se limita meramente a lo que literalmente tenga que ver con dinero. (Algo que podría ser útil en una edición revisada de este libro). Aquí entra en juego varias cosas: tus creencias sobre el dinero (lo que Eker toca mucho en el libro), tus acciones (también), pero hay algo que no distingue mucho en el libro que podría ser bien útil, especialmente para jóvenes y personas de todas las edades, es un aspecto fundamental en el camino al éxito: las relaciones y el desarrollo de tu inteligencia emocional.

Ahí fue donde entramos a profundizar y llevar este nivel de compromiso a un aspecto mucho más personal, práctico y consciente. Y de eso voy a compartirte en el blog de mañana.

¿Qué vas a hacer al respecto?

La riqueza es más que un deseo o una afirmación, es un compromiso.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba