fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Combustible De Tus Sueños

El combustible de tus sueños

Erase una vez cuando el soñar era algo alcanzable. Cuando era un sentimiento vivo. Se sentía en la piel, en cada palabra. En todas las acciones. Era una fuerza ineludible. Eras bólido de pasión, alegría, entusiasmo y una fuerza imparable.

El punto era lograrlo, alcanzarlo. De alguna manera. No importa las veces que tuvieras que intentarlo. Hasta cierto punto, el sueño era el motor. El combustible para moverte, para ponerte en acción. Era lo que le daba sentido a muchas cosas. No sólo a tu vida.

En algunos casos lo lograste, lo rebasaste y llegaste a alcanzar lo inimaginable. En otras, no llegaste, te quedaste en el camino o sufriste una gran desilusión. Para los que llegaron a la «tierra prometida», ¿de qué manera te sirvió? ¿En qué aspectos creciste? ¿Como te ha servido para verte a ti mismo y la vida?

Para los que no alcanzaron o llegaron a ese lugar especial llamado «ese sueño o meta», ¿qué pasó? ¿De qué manera te sirvió? ¿Lo usas para crecer o para seguir estancado? ¿Te victimizas o tomas responsabilidad? Si realmente aprendiste la lección, hoy puedes estar jugando un juego grande.

En ambos casos, puede ser una memoria. Vaga o despierta. Retazos de una etapa de tu vida que muestras o que ocultas. Hoy tus sueños son del tamaño de la manera en que supiste elevarte de tus éxitos o superar y trascender tus caídas o fracasos. He vivido las dos caras de la moneda.

Te invito a hacer algo muy simple y que podría ser sumamente revelador. Piensa en una área de tu vida en la que hoy no has logrado lo que realmente quieres lograr.

  1. Identifica el área de manera específica (si es peso y salud qué quieres lograr, si es finanzas cuanto quieres ganar, etc.).
  2. ¿Cuál sería la versión ideal de esa área de tu vida? Si pudieras diseñar o pintar un cuadro, ¿cómo sería ese aspecto de tu vida?
  3. ¿Como te sentirías y qué pensarías de ti de haber alcanzado eso?
  4. ¿Cuáles fueron las excusas o razones que te has dado para no lograrlo?
  5. ¿Cuál es de la creencia limitante que tienes a cerca de ti para no lograrlo?
  6. ¿Qué precios pagas por esa creencia o de qué manera afecta la calidad de tu vida?
  7. ¿Qué maneras de SER y qué acciones tendrías que tomar para vivir tu sueño?
  8. ¿Quiénes serían las personas apropiadas o indicadas para retarte, inspirarte, acompañarte y no venderse contigo para lograrlo? (Cuidado en pensar en nadie, ya que por esa misma razón no lo has logrado).

El combustible para lograr tus sueños, ser un soñador, un visionario o creer que puedes lograr tus sueños no vive en el pasado, ni en el futuro. Vive en el presente. En él aquí y ahora. Solo esperas que decidas crear algo nuevo y no seguir reciclando el pasado o haciendo el futuro algo inalcanzable.

Hora de volver a despertar ese niño que sueña, que cree, que merece, que puede y que sabe que es suficiente para lograr lo que quiere y compartir con otros la abundancia que vive en él. No dejes que tus recuerdos de algunos eventos que no pudiste lograr (o hasta de los que ya lograste que hoy generan pereza o comodidad en ti), se conviertan en realidad calcificada en tu mente y no te permitan moverte hacia lo que le sabor y gusto a tu vida: tus sueños.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Es el momento de echarle combustible a tus sueños. Está en tus manos.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba