fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Camino De Las Respuestas De Tu Vida

El camino de las respuestas de tu vida

«Mucha gente cree que ser un adulto es tener un título, un buen trabajo, la pareja ideal, casarse, comprar una casa, tener hijos, viajar, ahorrar y luego buscar la manera de no perderlos hasta que te retires. ¿Qué tal si eso no es cierto o la única manera de ver las cosas?».

Escuchaba esas palabras y algo en mí se rompía. Por un lado era lo que siempre había creído que era «el camino de la felicidad. Cómo deberían ser las cosas». Se rompía una premisa o creencia que «Daba por cierto y nunca había cuestionado». Por el otro, algo se me estaba revelando. Un verdad oculta que no alcanzaba a comprender, pero algo me decía que no era tan descabellado lo que escuchaba.

Lo más que me retumbaba en la cabeza era que yo estaba en ese momento de mi vida que estaba en una especie de encrucijada o bifurcación. Hacer lo que yo pensaba que debería hacerse, lo que ya otros en mi familia y círculo cercano hicieron durante generaciones. O ver qué había otra forma de ver la vida y no seguir una «línea recta, lineal o lógica» de hacer las cosas.

Esta segunda sacaba mis miedos más profundos, ya que no había un mapa de ruta. Mucho menos un GPS, un Waze o un manual de instrucciones de «cómo se hace», ya que no tenía ningún referente. Era caminar un camino nuevo, sólo y sin un espejo reflector donde pudiera ver (y verme) para saber qué podía aprender, mejorar o hasta tener un grado de claridad si estaba camino por esta «desconocida vereda» que estaba eligiendo tomar.

Los tiempos han cambiado. Ya los modelos de crecimiento no son los mismos. Hoy día muchos jóvenes ven la importancia de desarrollar habilidades y no desgastarse en la Universidad cuatro o cinco años, ya que hay nuevas rutas para llegar al mismo sitio. Lo mismo sucede en muchos otros aspectos de la vida. Es mas, siempre han estado ahí, lo que pasa es que no los vemos, no los queremos ver o, simplemente, no estamos dispuestos a cuestionar los que tenemos por el miedo.

La vida nunca ha sido lineal y hoy es mas que evidente que no lo es.

¿Qué tal si no se trata de tomar el camino «correcto», sino elegir el camino que sabes que tu vida te pide? Todos vamos a caminar un camino, el dilema no es caminarlo, sino elegirlo. Esa elección tal vez no tenga nada en común con los caminos que otros ya han tomado. Tal vez tu eres el único en tu familia o entre todos tus amigos, que vas a tomarlo.

Seamos claros, todos tenemos un camino que es único y distintivo. Ahora, ¿cómo vas a saber cuál es tu camino si estás pendiente a lo que hacen otros para elegir el tuyo? ¿Cuántas veces te comparas con el de otros para saber si el tuyo «está bien»? ¿Tomas en cuenta lo que pagan (y no digo que el dinero no sea un factor importante a tomar en cuenta) y no lo que realmente quieres para elegirlo? ¿En qué te estás basando para saber si estás en «tú camino» y no meramente «el camino que debe ser»?

El camino es inevitable, el que elijas no sólo es opcional, sino tu derecho. Claro que ese derecho trae consigo lo más importante: descubrir el regalo que eres para este mundo. Caminar el camino que realmente es tu propósito y tu manera de hacer la diferencia en el mundo sacará de ti varias cosas inesperadas.

En quien puedes convertirte en el camino de hacerlo.

Dejar una huella en el mundo, ya que al hacer esa elección te conviertes en una inspiración para otros.

Impactas a otros al hacer algo que está alineado con tu SER y tu misión.

Tu influencia es sentida y apreciada, ya que te vuelves un espejo de lo que es posible.

Vives desde un espacio de contribución, servicio y dejar huella.

Tu camino se convierte en un legado viviente, no meramente tus resultados, ya que «el ejemplo se vive en el andar».

No olvides, elegir tu camino puede que sea la decisión más temerosa, arriesgada y, hasta, solitaria, ya que tal vez a tu alrededor pocos o nadie pueda decirte qué hacer. No sólo es tu camino, sino uno que sólo puedes darle vida tú al caminarlo. Tu camino, en el camino que todos caminamos, te espera. Elige sabiamente.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Todos vamos por un camino, pero hay uno sólo para ti si sabes identificarlo y elegirlo.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba