fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Del Juego A La Vida

Del juego a la vida

Ayer fue el cumpleaños de mi esposa Rosaura y entre las varias actividades que realizamos durante el día, una de ellas fue compartir con su primo Alex Alvarez un almuerzo en la casa. Durante muchos años él fue jugador (portero) de primera división de fútbol aquí en México. Se pueden imaginar, hablamos del deporte, pero en realidad para mí el plato fuerte fue poder escuchar en primera persona lo que conlleva alcanzar ese tipo de proeza y luego sostenerse en la liga por más de 16 años. Fue más hablar de hábitos, crecimiento, desarrollo y liderazgo, su jornada, que meramente hablar del jugador y sus hazañas.

Hubo un momento en que Alex nos contaba una historia de la experiencia que tuvo de jugar para un entrenador que tuvo mucha influencia en su carrera y en su vida. Fue ahí cuando Alex dijo: «este entrenador nos decía que las oportunidades no se buscan, se presentan y el punto es estar alerta y seguir unos fundamentos para poder capitalizarla». El entrenador basaba su estilo en que cada jugador tuviera presente en cada momento tres aspectos: orden, presión y posesión. Orden era tener claro un propósito (una dirección) y mantener un enfoque en cualquier tipo de situación, no entrar en reacción, y buscar establecer el sistema de juego en todo momento. Presión era lo que se aplicaba el momento que el equipo rival tenía el balón para sacarlos de su juego o zona de comfort y poder recuperar el mismo. Posesión era tomar el control, el rumbo, la dirección al tener el balón y volver al orden porque ahí podrían aparecer las oportunidades.

«Si tu mantenías estos fundamentos de juego de manera consistente, las oportunidades se van a presentar y ahí el punto es capitalizarlas de la mejor manera. No sabes si vas a ganar o perder, pero hacer algo con la oportunidad cuando se presenta producto de seguir estos tres puntos: orden, presión y posesión», nos contaba Alex. Me pareció muy interesante esa filosofía que le había enseñado dicho entrenador y me quedé reflexionando con ella el resto de la tarde y noche. Yo siempre he sido del pensamiento de que «las oportunidades hay que trabajar por ellas. Cuando se presentan, debes estar listo para enfrentarlas y hacer lo mejor para salir airoso».

Me puse a reflexionar en la práctica, a lo largo de mi vida, ¿cómo he sido ante las oportunidades? Pude recordar tres claramente: cuando me ofrecieron trabajar en una tienda de música sin saber nada del campo; cuando me ofrecieron escribir para un periódico cuando no tenía ningún tipo de preparación o educación formal de la profesión; cuando me ofrecieron invertir en un periódico sin tener la experiencia formal de dirigir una empresa de ese tipo. En las primeras dos pude ver claramente porqué me había ido tan bien y las dos se extendieron por casi treinta años en mi vida: había orden, presión y posesión.

¿Porqué me fue tan mal en una: el periódico? Simple. Nunca tuve un orden, una dirección o un propósito claro. Si no defines hacia dónde vas, nunca sabes hacia dónde te diriges. Es más, ni siquiera escuché mi intuición que me decía que el paso era escribir mi primer libro y no comprar un periódico. Al no establecer un orden, era obvio que la presión no iba a tardar en llegar de manera externa (pagar cuentas, hacer cosas que no me gustaban y desparramar mi energía por todos lados sin enfocarme en algo específico), pero nunca hice nada (presión interna) para aprender o crecer cómo empresario. Para colmo de males, nunca tuve posesión completa del balón en el periódico, ya que estuve en reacción desde el primer día y nunca tuve una mentalidad proactiva o de ver el campo de manera clara por no dominar los aspectos fundamentales de ser un líder de empresa competente en ese instante.

Estos tres puntos que Alex me presentó ayer de manera clara, me sirvieron como una gran lección que puede ser muy útil en diferentes aspectos de la vida. Te dejo con tres preguntas que podrían agregar valor a tu vida y al momento en que vives.

1) ¿En qué área de tu vida careces de orden o dirección?

2) ¿Qué presión requieres aplicarte para salirte de tu zona cómoda?

3) ¿Qué habilidades o destrezas vas a desarrollar para que cuando tengas posesión (dominio) en dicha área, puedas capitalizar las oportunidades que se te van a presentar?

Si crees que alguien podría beneficiarse de lo que acabas de leer, te invito a que lo compartas. Regístrate en www.jorgemelendez.com.mx para que estés informado de todo lo que viene en Anquiro. Todos los lunes tenemos un Podcast, lo puedes conseguir en anchor.fm/jorgemelendez. Los jueves tenemos nuevo episodio de Anquiro TV en YouTube. Nos encuentras como Jorge Meléndez. ¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog!

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: