fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¡Cuidado Con La Burbuja En La Que Te Metes!

¡Cuidado con la burbuja en la que te metes!

Hace poco más de cinco años, cuando comencé a darle fuerza a la idea de desarrollar mis habilidades de escritura y convertirlas en una prioridad personal-profesional en mi vida, hice lo que algunas personas hacen. Compartí con varios de mis amigos la idea de lo que pensaba hacer: escribir libros, blogs y convertirme en un escritor.

Hice algo, que luego aprendí, que no debía hacer. Compartir algo de lo que estaba escribiendo con algunos amigos para ver su sentir. El problema no fue compartirlo, SINO CON QUIEN ELIGI COMPARTIRLO. Ahora explico porqué es el problema y cuál es el mensaje detrás de todo.

Lo escuché muchas veces en talleres, en libros que he leído y, ahora, lo estaba aprendiendo en vivo y a todo color. «No le pidas consejos o retroalimentación de algo que deseas hacer a personas que nunca lo han hecho o desconocen el proceso». Por ejemplo, si vas a invertir dinero, no le preguntes la opinión a una persona que nunca lo ha hecho o no cree en esa manera de manejar su dinero.

Lo mismo podría decirse de cualquier otro aspecto de la vida.

Si vas a hacer algo que nunca has hecho, no busques validación, aprobación o retroalimentación de personas que nunca lo han hecho, o no van a poder distinguir o apreciar el esfuerzo de lo que haces. Es probable que estas personas no van a ver el proceso de desarrollo o aprendizaje que conlleva lo que quieres alcanzar. No van a poder aportarte valor o «hacerte una verdadera crítica constructiva».

Este es el punto de lo que quiero compartir hoy. El valor de pedir retroalimentación, pero saber a quién se la pides y realmente estar abierto a escuchar LO QUE NO TE GUSTA ESCUCHAR, PERO DEBES ESCUCHAR SI QUIERES APRENDER Y CRECER.

Vivimos en un mundo donde en bien fácil encerrarte en una burbuja o no querer que nadie te pinche el globo de la ilusión, tu expectativa o realmente desarrollar RESILIENCIA. Vuelvo a mi ejemplo, la persona a la que le presenté algo que había escrito es una persona preparada, que le gusta leer libros y que sabe lo que es la buena escritura. El problema no fue lo que me dijo, sino lo que le parece que debo hacer con mi habilidad o deseo de escribir. Eso no tiene nada que ver con lo escrito, sino un juicio o apreciación de la persona con mi habilidad y lo que debo hacer con ella.

En ese momento sentí feo. Lo tomé personal. Gracias a Dios, no me duró más de unas horas. Llegué a la siguiente conclusión, y lo que también había escuchado muchas veces. «Tu trabajo, por más bueno que sea, no le va a gusta a todo el mundo. No vas un billete de 20 dólares que le va a gustar a todo el mundo. No todo el mundo toma Coca Cola, elige un iPhone, viaja en la misma línea aérea y lee los libros de un mismo autor». Mi proceso de vida, en muchos aspectos, ha sido el lanzarme a desarrollar habilidades a medida que he tomado la decisión de hacerlo.

Las críticas, buscadas o no, siempre han sido parte de mi proceso. No estudié periodismo, pero viví más de 20 años de escribir y ser periodista. No pensé ser un coach o facilitador, pero un día tomé la decisión de hacerlo, prepararme y servir al mundo haciéndolo. Llevo más de 25 años en el proceso. Lo mismo sucederá con la escritura y/o cualquier otra cosa que decida hacer antes de salir de este mundo. Por eso elijo a quién quiero que me retroalimente y la manera en que puedo usarla para crecer y mejorar.

Pero era algo que tenía escuchar.

En el camino de desarrollar una habilidad, en mi caso la escritura, vas a enfrentar crítica. Vas a tener detractores, o los llamados «haters». Los que no importa lo que hagas, van a ver lo que desean ver o juzgar de ti, de lo que haces o tus habilidades. Eso es parte del proceso. Ayer escribí que una de las razones por las que no nos preparamos para lo que vivimos es por nuestra resistencia de no hacerlo cuando podemos.

Ahora, una cosa es desarrollar o curtir tu pellejo para lo que vas a enfrentar en el camino. Otra cosa es no buscar o no saber buscar las personas adecuadas para que puedan darte la retroalimentación que requieres para saber dónde te encuentras en tu proceso de crecimiento en el desarrollo de tu habilidad o talento. Eso es vital y necesario. No sólo debe ser inevitable, sino que debes buscarlo con frecuencia, aprender a escucharlo, internalizarlo y aprender de ello.

Desde ese momento, he definido un círculo de personas con las que comparto cosas que escribo. Pero personas que no me van a decir «lo que quiero escuchar, sino lo que debo escuchar porque están comprometidos con ser honestos, con mi crecimiento y no con adular mi EGO». Son personas que conocen el camino y el proceso en el que estoy, valoran ciertos aspectos y aprecian el crecimiento, pero no van a dejar de decirme «lo duro, lo difícil y si quiero morder más de lo que mí quijada puede morder en ese momento».

Pregúntate, ¿qué personas buscas para que puedan darte retroalimentación honesta, directa y concisa en lo que hoy quieres crecer, mejorar o triunfar? ¿Con qué frecuencia lo haces? ¿Son personas calificadas para hacerlo o tienen tu mejor intención en mente cuando te dicen lo que te dicen? ¿Su retroalimentación provee puntos específicos u observaciones que puedes usar para crecer o mejorar? ¿Es una retroalimentación mayormente objetiva y detallada con algunos puntos subjetivos o es todo lo contrario?

Si la evitas, la primera pregunta que valdría la pena hacerte es: ¿porqué? ¿Lo sabes todo? ¿No tienes nada que mejorar o crecer? ¿Tu EGO es demasiado grande o frágil para exponerte al proceso? Lo hiciste en el pasado y no funcionó. Tal vez no buscaste las personas indicadas o correctas el pasado. Si no fue por el pasado, ¿qué bien te hace no abrirte a ver realmente en qué condición se encuentra tu habilidad, talento o la calidad del servicio que ofreces? Si no tienes a nadie cerca o no permites que nadie te diga la verdad «o lo que no deseas escuchar», ¿qué pasará cuando tus puntos ciegos te cuesten tu crecimiento, tu negocio o quedarte solo?

¿Qué vas a hacer al respecto?

Cuidado con el protegerte tanto que te meta en una burbuja que termine costándote tu crecimiento.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: