fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cuando Te Habla Tu Intuición

Cuando te habla tu intuición

Dicen que la intuición siempre te está hablando. El problema es que no siempre la escuchas o no le prestas la atención que requiere en ese momento. Otro pequeño, pero muy importante detalle, es que la intuición tiene una mente propia que no esta viendo lo que tienes en la tuya, sino en todo lo que la rodea.

¿Cómo anda tu relación con tu intuición? Cuidado con ser demasiado rápido con la respuesta que vayas a dar. Si te dijeran ahora mismo que tu vida podría ser radicalmente diferente a lo que es (o fue) si hubieses tenido una relación abierta, cercana y conectada con tu intuición, ¿lo creerías?

Muchas gente se relaciona con la intuición como una especie de ruleta rusa o de golpe de suerte: si me va mal la culpo y si me va bien la reconozco. Si no tomas acción a tiempo te dices «porqué no le hice caso a la vocecita en mi cabeza que me decía que lo hiciera». Si decides hacer las cosas y no salen bien dices: «eso me pasa por estar escuchando lo que dice mi cabeza y no mi corazón, o viceversa».

Si le echamos un vistazo a la definición de la palabra en el diccionario etimológico de la lengua castellana de Joan Corominas, vemos que dice: «comprensión penetrante y rápida de una idea». Me parece fascinante dicha definición, ya que «comprensión penetrante» implica que rebasa la superficialidad de la mente o de nuestra reactividad. Por otro lado, «de una idea» quiere decir que es algo continuo, con un nivel importancia.

Hace varios años Malcolm Gladwell escribió un excelente libro llamado «Inteligencia Intuitiva» («Blink» era su título en inglés), donde dice que el ser humano es capaz de identificar en tres segundo o menos en cada interacción si algo es cierto o falso. Cómo nuestra mente es tan sofisticada, ingeniosamente única y con un nivel de inteligencia tan elevada (y que no conocemos en su absoluta totalidad) que puede ver más allá de lo aparente y detectar lo que es real o cierto.

El problema es que intuición también implica «la acción de echar una mirada a lo que proviene de adentro». Si combinamos las dos definiciones nos dice: «comprensión penetrante y rápida de las ideas que provienen de nuestro interior». Es quiere decir que para creer y confiar en nuestra intuición requiero estar conectado con mi ser interno, con lo que me conecta con la fuente de vida que vive en todo y creer y confiar que tiene las mejores intenciones cuando nos habla.

Volvemos al detalle, si hemos perdido fe en la presencia o validez de un ser Supremo, si hemos perdido la fe, la confianza o la credibilidad en el hombre, ¿qué va a pasar con lo que proviene de nosotros mismos, que refleja lo que vemos en el mundo, en el entorno y en las personas que nos rodean? La intuición esta haciendo su trabajo, el problema es que no conocemos, valoramos o respetamos el trabajo que hace o la manera en que opera.

Conocer la intuición es echarte un clavado a ver lo que vive dentro de mi. La entrada es oscura, pero llegas a un lugar donde viven muchas respuestas, una energía muy particular y una luz que siempre está emitiendo una señal ante todo lo que la rodea. Conocer la intuición es estar dispuesto a atravesar las reacciones constantes de tu mente. Recuerda, «comprensión penetrante y rápida de una idea». La intuición no pelea, ya que no requiere hacerlo, habla en forma de susurros que la mente no puede callar, sino quiere ahogarlos con el caos que vive en tu cabeza.

Una vez leí en un libro de Krishnamurti que «inteligencia no es la acumulación de conocimientos, sino lo que sale de la mente cuando está quieta». Como evitamos el silencio, no escuchamos el diálogo que vive en nuestro interior. Dado a que nuestra mente siempre esta llena de ruido (en formas de pensamientos), nuestro Ser emite poderosos mensajes (en todo momento) que llegan como una clave morse, como una señal que se escucha como un susurro al oído mientras el mundo grita. Si alcanzamos a escucharlo, a creerlo, a confiar en él, hacemos un alto, nos metemos dentro de nuestra esencia y sacamos eso como una idea que nos brinda luz, guía, dirección y definición. Es un músculo que requiere desarrollo.

A lo largo de la historia hemos visto como los más grandes maestros siempre han buscado espacios para poder salir del mundanal ruido y escuchar el silencio. El objetivo no era apartarse del mundo meramente, sino desarrollar el hábito de aprender a escuchar su intuición y la conexión que tenía con todo lo que lo rodeaba. ¿Qué tal si la intuición es tu puerta de conexión con un poder superior que quiere dirigirte a tu grandeza y a tu más alta expresión? Tal vez es hora de mirar adentro, de escuchar y de ver qué te quiere revelar.

¡Gracias por leer este blog! Te invito a que lo compartas con personas como tu que buscan crecer y mejorar.

#crecimientopersonal #intuición #espiritualidad #divinidad #blogger #anquiro #hábitos #abundancia #creer #confiar

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: