fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cuando No Es Tu Momento

Cuando no es tu momento

Qué difícil es escuchar lo que no quieres escuchar, especialmente cuando lo has dado todo. Sabes que has hecho lo que te han pedido, pero hay algo que no puedes dar, por más que quieras darlo. No estar listo para el reto que se te pide en ese momento.

Cuando no es tu momento. Y no quieres aceptarlo o reconocerlo.

No olvido nunca cuando un entrenador deportivo me dijo: “Jorge, eres el que mejor practica. El que está dispuesto a hacer lo que te pidan. Llegas listo y preparado. Pero tengo que ser honesto contigo: no tienes el talento o la habilidad para ser parte del equipo que inicia el partido”.

“Vas a venir de la banca, cuando sea el momento”.

El dolor que sentí no lo podía ocultar. Peleaba por que las lágrimas no se me salieran. No podía hablar por qué se me quebraba la voz. Y, peor de todo, sabía que no podía negar lo que me decía el coach.

Yo era el primero que tenía que reconocer que mi nivel de disposición y el talento que tenía no estaban a la par para lo que yo deseaba. Yo quería ser titular. Mi talento era para salir de la banca. Estar dispuesto no era suficiente como para tapar, ocultar o evadir la realidad: no tenía el talento como para ser inicial.

Te comparto esto porque en las pasadas semanas he estado en la misma posición de mi entrenador en el pasado. En este caso, no deportivo. Sino ser el que determina si una persona puede continuar en un programa de liderazgo, de capacitación o de entrenamiento.

Antes de compartirte lo que tuve que decidir, prefiero invitarte a mirar esta situación como una que vives a diario en tu vida. Todos los días la vida y tus compromisos muestran la manera que te entregas y dedicas a ellos.

¿Cuántas veces dejas tu mejor esfuerzo para el final, cuando ya sabes que se acerca el cierre y quieres reponer en una semana o unos días todo lo que no diste a lo largo del proceso?

¿A quién buscas engañar cuando sabes que no estás dando tu mejor esfuerzo, el llamado 100%, pero crees que con meramente aparecerte, estar presente pero no entregando lo que se requiere, quieres pasar la prueba?

¿Qué realmente quieres demostrar cuando estás dispuesto a hacer lo que se te pida, pero interna y honestamente, sabes que no estás al nivel que se requiere o no es tu momento?

Cuando lo entregas todo, se nota, se ve, se siente. No tienes que decirlo, defenderlo ni mucho menos demostrarlo. Tus acciones hablan más que tus palabras.

• El cambio se nota.

• La entrega es obvia.

• Todo a tu alrededor se eleva. Por que tú te elevaste.

• No tienes un apego al resultado.

• Sabes si te has quedado corto por qué reconoces si no estás a la altura del juego que dices que quieres jugar o tu nivel de crecimiento no refleja donde debe estar.

• Todo el mundo sabe que te has entregado por tu manera de dar, servir, contribuir y el ejemplo en el que te conviertes.

Cuando mi entrenador me dió la noticia, el dolor era inevitable. Me dolió. Mucho. Pero tampoco podía negar lo que era innegable: no tenía la habilidad en ese momento para lo que requería el juego.

Eso lo tenía que ver alguien que viera más allá de lo que yo pudiera ver. Nadie puede verse en acción. Ahí es donde es importante tener una persona que pueda decirte eso. Y aceptarlo. Aunque duela. Por qué si realmente estás comprometido con crecer y mejorar, lo vuelves a hacer.

No te quitas. No te rindes. Atraviesas tu ego. Tu dolor. No te permites auto conmiserarte. Reconoces, procesas, sueltas y te elevas.

Vas por mas.

Vuelas más alto.

Lo intentas las veces que sea necesario.

Creces.

Aprendes.

Trasciendes.

Conviertes la experiencia en lección.

Se llama resiliencia.

Requiere honestidad.

Humildad.

Ser valiente.

Vulnerable.

Decisión.

Ser responsable.

Se convierte en un estilo de vida.

En una mentalidad.

Una habilidad.

La práctica de las prácticas.

Parte de tu carácter.

Y lo usas cuantas veces sea necesario en la vida.

Eso me enseñó mi coach.

Espero haberlo aprendido para enseñarlo a otros.

¿Qué vas a hacer al respecto?

¿Qué hacer cuando no es tu momento?

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba