Este fin de semana fracasé. No cumplí una meta importante que me propuse. ¿Qué haces cuando te pasa lo mismo?
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cuando No Cumples Una Meta

Cuando no cumples una meta

Fallé. No lo logré. Declaré una meta para este fin de semana y me quedé corto por tres horas. Sí, tres horas. 180 minutos. Entiendo que pude haber empujado más y haberme acercado más a la meta, pero no lo hice. En el momento en que sabía que estaba por romper la meta, lo hice a consciencia y sin remordimientos.

El objetivo de escribir este blog hoy es compartir con ustedes algunos de las cosas que ocurrirán en el camino de este proceso. El año pasado, cuando me di cuenta de que no estaba honrando quién puedo ser, una de las declaraciones que hice fue: tener la mejor condición física de mi vida. Punto. Fin de la historia.

Sin dolor, no hay crecimiento

No sé cómo se vería eso. Tampoco lo que conllevaría. Lo único que tenía claro era que el camino para lograrlo, en algún momento, iba a requerir un esfuerzo que nunca había conocido. Otra cosa: enfrentar dolor, molestia e incomodidad física. Yo he vivido muchos tipos de dolor y de incomodidad, pero nunca a nivel físico. Eso sería algo nuevo para mi.

Pues este año, parte del proceso de obtener la mejor condición física de mi vida, tendría dos paradas nuevas y sin precedentes. La primera. Ayunos intermitentes y algunos prolongados. Llevaba varias semanas ya practicando ayunos intermitentes diarios de entre 14 a 19 horas en promedio. Los beneficios han sido innumerables. En el nivel de enfoque mental, pérdida de peso, conocer mejor mi cuerpo, el impacto y el beneficio tienen los ayunos desde el punto de vista médico. En fin, aprender a conocer mejor mi cuerpo y los opciones que elijo para hacerlo, conocerlas mejor.

Advertencia: no es para todo el mundo

Voy a hacer un alto en este momento para advertir un par de cosas. Primero, no soy médico. Mucho menos estoy aquí para decir que los ayunos (de cualquier forma) son lo mejor del planeta y son para todo el mundo. No lo son. Requieres, sobretodo, primero consultar con tu médico y ver si son una opción para ti. Yo me hice mis exámenes y hablé con mi cardiólogo y mi nutrióloga antes de hacerlo. (Y después también, por el segundo punto).

Obtener una condición física óptima es el objetivo de mucha gente. No sólo la mía. Y hay muchas formas de obtenerla. Así que tengo claro que mi manera de hacerlo no es la única, ni la mejor, sino una opción. Y al igual que todo el mundo, voy a cometer errores, me voy a equivocar y es un proceso de aprendizaje. Por eso les comparto esta experiencia.

Ayuno de 48 horas

Mi declaración, la que no logré fue de hacer un ayuno prolongado de 48 horas. Sí, así como lo oyes. Mi último bocado de comida fue a las 6:15 pm el viernes y no volver a comer otro hasta la misma hora el domingo. Y durante ese tiempo, seguir haciendo mi vida normal, no hacer una sedentaria. Esto implicaba seguir ruta a mi segundo objetivo.

Decidí este año inscribirme en el medio maratón de la Ciudad de México. 21 kilómetros. De sólo pensarlo me cago del susto. Lo más que he corrido fueron 5 kilómetros a duras penas en la Ciudad de México hace unos 7 a 8 años. Y ese lo hice sin mucho entrenamiento, ni estar en la mejor condición física. Esta vez estoy entrenando, adquiriendo condición, mientras trabajo en otros aspectos de mi fortaleza física.

Medio maratón

No sé lo que va a pasar. Tal vez no termine la carrera, pero no voy a dejarme asustar por el tamaño del sueño, ni del susto. Cuando me propusieron hacer ayunos intermitentes mi primer pensamiento fue «no creo que aguante mucho». Pero en las pasadas 6 semanas, que he comenzado a hacerlos partes de mi estilo de vida, he podido ver cómo puedo estar 16 a 17 horas sin comer sin un esfuerzo mayor. Ya estoy acostumbrado a hacerlos.

Cuando me propusieron hacer uno de 48 horas, mi mentalidad fue de «no voy a pensarlo mucho». Me preparé durante 3 días y listo. Así que me lancé a la aventura de aprender algo de mi, algo que no conozco y ver hasta dónde puedo llegar. Recuerdo que cuando corrí el 5K me dije: «no me he entrenado o tengo la condición como para esperar hacer una carrera de manera profesional. Si tengo que caminar algunos tramos de los 5K lo haré. El objetivo es terminarlo y tener la experiencia». Lo mismo con un ayuno prolongado.

Si no fracasas, ¿cómo triunfas?

Lo mismo durante el fin de semana. Voy con la mejor intención de hacer las 48 horas de ayuno, sin que ponga en juego mi salud. Lo primero que hice fue ver y escuchar las recomendaciones médicas y de nutrición que hay sobre este tipo de práctica. Qué condiciones de salud tengo que tomar en cuenta (las mías). También ver qué indicadores, positivos o negativos, podía observar de mí en el proceso.

De eso es lo que voy a enfocar mi blog de mañana. Todas las lecciones aprendidas de este fracaso, o haberme quedado corto, en mi ayuno prolongado. Voy a compartir más de lo que pude aprender y/u observar de ti, que meramente haber logrado completar las 48 horas de ayuno prolongado. ¿Cuándo fue la última vez que no lograste algo y pudiste ver las grandes lecciones aprendidas de hacerlo en el camino de alcanzar algo más grande?

¿Cómo enfrentas tus objetivos cuando no cumples tus metas?

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 4 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: