fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cuando «lo Que Sabes» No Te Sirve

Cuando «lo que sabes» no te sirve

¿Qué sucede cuando te encuentras ante una nueva oportunidad y sin darte cuenta caes en los mismos comportamientos que te llevan a sentirte igual que antes y a producir los mismos resultados? Peor todavía, tienes la información adecuada para tomar una decisión, actuar de manera diferente, y no la usas. Es más, tienes hasta ciertos datos que te permiten afrontar la situación con cierto aire de ventaja, por no decir seguridad o confianza, y te conviertes en tu propia criptonita.

Es como si en ese momento tu mente se congela, no integra, no procesa, ni siquiera internaliza, la nueva data. Va a un programa viejo, que parece nunca actualizarse. Comienzas a mostrar patrones de comportamiento que reflejan “un viejo yo”. Tu mente comienza a entrar en una etapa de rigidez. Tu cara, tu cuerpo y tus emociones se van a un lado de espectro energético que muestran una baja frecuencia. Se siente tensión, angustia, ansiedad, ira, frustración, un deseo de huir, abandonar, tirar todo.

Es volver a confirmar un patrón que conoces muy bien y conduce al mismo lugar: nada. Locura: hacer lo mismo y obtener el mismo resultado. Ahí abandonas, dejas las cosas a medias o quieres resolver cómo siempre lo haces; a la fuerza, manipulando, intimidando, siendo sumiso o ignoras todo. Lo que termina reforzando y/o endureciendo eso que creó ese patrón de protección o sobre vivencia.

Hasta que algo sucede. Decides dejar de resistir, de seguir siendo usado por una misma creencia. Enfrentas el dolor que te llevó a encerrarte en ese patrón. Atraviesas esa emoción oculta que estaba oculta detrás de todo. Sí, esa decisión de lo que una vez nació como una reacción a protegerte, defenderte o no saber enfrentar algo para lo que no estabas preparado. Comienzas a comprender que ya no la requieres, no te sirve.

Alteras tu energía, comienzas a romper ese círculo vicioso y haces algo que no te gusta hacer, pero sabes que es el momento de hacerlo. Soltar. Corres, cambias tu mentalidad. Abres la boca y pides. Apoyo, guía, aprender, pero desde un lugar diferente. Abrirte a soltar el apego al resultado y realmente disfrutar el proceso de “no saber qué hacer” ya que te estás liberando del “ya sé como hacerlo” (aunque no te produce el resultado).

Krishnamurti hablaba del “movimiento del pensamiento”. Cuando observas la manera en que un pensamiento comienza a moverse. Lo sueltas, te liberas de la manera en que lo tienes sujetado y te mueves a otro (lo sueltas para abrir el espacio a otro). Eso produce un “instante mágico”.

Nada cambia, sólo tu cambias. Tu energía se libera. Tu fisiología es otra. Tu postura. Tu rostro. Tus emociones. Tu vibración. Tus acciones comienzan a ser sueltas, desprendidas, con pasión, con propósito y sin apego.

Hay un gozo. Un nivel de entusiasmo. La curiosidad de niño. La espontaneidad de ser auténtico, genuino y la libertad de actuar sin miedo a ser juzgado, evaluado, comparado y comprendes que existe un gran espacio interno disponible para descubrir, crear y manifestar.

Ser testigo de un momento como este es un privilegio. (Ayer ví cómo una mujer rompía años de programación escasa de ella misma). Algo en mí se liberó como observador y participe de servirle a otra persona. Es un honor. La persona completó el acto, aunque el resultado ya no era lo que importa. El objetivo se cumplió: se abrió una puerta a un nuevo tipo de conocimiento. De aprendizaje. La mente ya no es misma, comprendió que puede moldearla y no ser rehén de la propia prisión que se había creado.

Entrar al «yo no sé que yo no sé» no es fácil. Es posible si te permites practicar contigo mismo la empatía, la generosidad, la escucha profunda, el auto perdonarte, el reconocer que existe mucho más en ti si te permites accesarlo. Eres abundante y ese canal que abres es lo que te permite canalizar tu energía de manera adecuada, eficiente y convertirla en prosperidad en diferentes aspectos de tu vida.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Cuando dejas de operar del «ya lo sé» es como descubrir una nueva forma de pensar y vivir.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene un comentario

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba