fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cuando La Soberbia Te Ciega

Cuando la soberbia te ciega

El viaje continúa. La vida siempre presenta nuevos caminos, o nuevos desafíos, que va a implicar que estés dispuesto a hacer una de dos cosas: seguir la ruta o cambiar el plan. Durante los pasados tres días hemos visto la importancia de tener en tu equipo de viaje diferentes elementos que son vitales para tu viaje. Desde la creatividad y la intuición hasta la intención y la inteligencia emocional han sido destacados.

Ayer hablaba con dos grupos de líderes, uno en la mañana y otro en la noche. El tema con los dos grupos era el mismo, liderazgo, aunque desde perspectivas muy diferentes. En los pasados tres años gran parte de mi foco ha sido en aprender, hacerme consciente y desarrollar mi liderazgo. He comprendido que tengo una brecha de crecimiento para ser un líder eficiente y lo mucho que me falta aprender de liderazgo en muchos aspectos. En tiempos como estos, lo mejor que puedo hacer es invertir en mi desarrollo como líder y apoyar a otros a hacer lo propio.

Dicen que los errores en los negocios se aprenden con dinero. Y cuando no quieres aprender, o creer que no tienes que aprender, puede costarte mucho más y dolerte más. Eso me pasó cuando decidí que quería ser un empresario y estar al frente de empresa. Yo pensaba que por el hecho de haber sido muy bueno en lo que hacía (periodista), eso se podría traducir en una buena empresa (tener un periódico). Craso error.

Ya he dicho que ese error me costó cerca de 350 mil dólares en pérdidas, pero lo peor no fue eso. Fue darme cuenta el pésimo líder que era. Y yo juraba que era todo lo contrario. Para empezar, las tres cosas básicas que un líder debe mostrar brillaban por su ausencia en mi forma de relacionarme con la gente: impactar, inspirar e influenciar.

Yo no era malo con mis empleados, sino que no sabía cómo comunicar efectivamente, mucho menos detectar lo que inspiraba a las personas para poder servirles a ellos, no como ellos podrían servirme a mi. Mi falta de experiencia y conocimientos en muchos aspectos del día a día del negocio, sumado a no poder proveer soluciones o desafíos centrados en un objetivo, provocó que el negocio tuviera un ciclo corto y predecible de vida. Fue la crónica de una muerte anunciada.

Cosas simples como preguntar, escuchar, hacer planeación, hacer lluvia de ideas o crear acuerdos claros fueron elementos que no tomaba en cuenta. Al no conectar con el personal de manera empática, humana y muy claro con los objetivos que deseaba lograr con esa persona, la relación carecía de espacio para crecer o fortalecerse. Hoy miro atrás y veo que el negocio no tenía oportunidad de crecimiento al no contar con la persona al mando con un rumbo definido y, lo más importante, siendo ejemplo de impacto, inspiración e influencia.

Una cosa que escuchaba en el grupo de la mañana era la importancia de trabajar en la seguridad, la confianza y el apoyo hacia otros. Si la gente a tu alrededor no ve en ti un ejemplo de congruencia y coherencia en tus actos, van a terminar replicando lo mismo que tu haces. Si eres un gerente, un director o un supervisor pero la gente ve en tus actos inseguridad, indecisión, temor o duda, eso va a generar un impacto en ellos.

Por otro lado, en el grupo de la noche el tema giraba en torno a la importancia de desarrollar liderazgo y tomar responsabilidad para poder crecer como persona y en tu profesión, negocio o empresa. En su excelente libro «Sin Límites», John Maxwell habla sobre la manera en que el autoestima que posees es un claro reflejo del nivel de responsabilidad que estas dispuesto a asumir en tu vida. Cuando valoras quién eres ves la importancia que tienen en tu vida hábitos que cuidan y valoran tus habilidades.

Hay tres elementos que constantemente están siendo expuestos por cada ser humano en cada paso que da, en cada día que vive y en cada interacción que tiene: cómo inspira, cómo impacta y cómo influencia al mundo. Veo que me falta muchísimo por crecer en estos aspectos, pero he mejorado. Veo la importancia de trabajar estos aspectos porque la vida siempre te presentará oportunidades, el punto es cuán preparado vas a estar cuando te lleguen.

Tu viaje por la vida te va a llevar a muchos lugares, a conocer mucha gente y a vivir muchas situaciones, y la mejor manera de aprovechare estas posibilidades es estar preparado para ello. ¿Qué vas hacer para trabajar para aumentar tu capacidad de influir, inspirar e impactar a la gente? Hoy te sugiero que leas dos libros: «Seamos personas de influencia», de John Maxwell y Jim Dornan y «Cómo ganar amigos e influir sobre las personas» de Dale Carnegie.

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con personas como tu.

#crecimientopersonal #responsabilidad #liderazgo #influencia #inspirar #impacto #mentalidad #hábitos #anquiro #blogger

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.