fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¿Cuál Es Tu Ciclo Navideño?

¿Cuál es tu ciclo navideño?

Para muchas personas la Navidad es sinónimo de alegría, familia, unión, festividad, compartir y dicha. Para otros es todo lo contrario: tristeza, dolor, desilusión, melancolía y ausencia. Independientemente de lo que esté sucediendo este año, que es algo extraordinario y nunca antes vivido, esta época evoca muchos recuerdos e imágenes muy poderosas.

Me parece importante hacer una distinción muy importante y que podría arrojar luz para algunas personas. Una cosa son los recuerdos que llevamos de ciertas épocas, por ejemplo, la Navidad. Otra cosa son los ciclos que se tienden a repetir en ciertas épocas del año por eventos vividos. Hay que distinguir entre recuerdos y ciclos.

Entremos en detalle. Este año he estado llevando a cabo un profundo trabajo de introspección y purificación de mi mente y mis creencias limitantes. Esto me ha llevado a poder apreciar con más definición y detalle una cosa: hay eventos y recuerdos que nunca voy a olvidar. Ahora, yo puedo quitarle el poder que tiene ese evento y evitar que se convierta en un ciclo.

Una forma más simple de ver este ejemplo es considerar lo siguiente. Si una vez en tu vida te enamoraste y al terminar la relaciono te dolió mucho, luego de un tiempo te volviste a enamorar y hoy tal vez eres muy feliz con tu nueva pareja. Si te quedas en el recuerdo de tu primera pareja, nunca te volverías a enamorar. Al romper con dicha experiencia (y los recuerdos de ella), no te permitiste quedarte en el mismo ciclo y eso te permitió abrir tu corazón nuevamente.

¿Qué pasa cuando no nos damos cuenta y no separamos o distinguimos recuerdo de un ciclo?

Una de las cosas que he tenido que trabajar, detenidamente, es realmente mirar qué recuerdos tengo de la Navidad. ¿Cuáles me mueven hacia mi abundancia, hacia los valores y las cosas que atesoro? ¿Qué recuerdos me mueven hacia la escasez, la limitación y la carencia en cualquiera de los sentidos (y se han convertido en ciclos)?

¿Qué he observado de mis Navidades? Dos cosas. Primero, que en muchas de ellas en mis años como profesional, suelo estar pasando por momentos económicos difíciles donde cierro el año de manera muy estrecha y sintiendo muchas emociones de frustración, tristeza e impotencia. Es como si terminara con las manos vacías.

Segundo. Que mis recuerdos en general son buenos de la Navidad, pero hay ciertos ciclos que estoy repitiendo que me llevan a sentirme y terminar en un lugar similar. Mi mente dice lo que recuerda y lo que debe hacerse, pero mis acciones y mi realidad provocan algo muy diferente. Hay un conflicto entre lo que creo y lo que se manifiesta.

Me puse a buscar en mi pasado qué podría estar provocando esto. Encontré algo que nunca pensé que tendría un efecto hoy en mi. En 1992 renuncié a mi último empleo cuando era reportero en un diario en Puerto Rico. En ese momento, a pesar del salto que estaba dando, no sabía que haría, qué me depararía el futuro y sólo tenía el sueldo de dos meses para comenzar esa nueva etapa de mi vida. No tenía un plan.

Más allá de lo que tuviera en dinero para enfrentar el futuro, los pensamientos que tenía de mi mismo no eran los más nobles. Por no decir empoderantes. «¿Qué voy a hacer? ¿Si fracaso? ¿Vas a desperdiciar todos los años que estuviste en el diario para algo que no tiene certeza o seguridad? No sirve, te vas a arrepentir». Estos eran algunos de ellos.

Me lancé. No me fue mal. La vida ha sido generosa conmigo de muchas maneras. Me ha ido bien. Pero por alguna razón energética, espiritual, mental, emocional y que he convertido en una creencia, son más las Navidades que he pasado en estos casi treinta años con una preocupación en mi mente, que un sentido de optimismo o de fe.

Esto me ha llevado a tener muchas Navidades donde las he pasado de manera muy carente. Y no me refiero sólo en dinero, sino en muchas otras cosas. Esto me llevó a recordarme de otro momento. Fue durante noviembre y diciembre, más o menos para esa misma época (1992) cuando terminó una relación muy importante en mi vida. Fue sentir como si se me acabara la vida.

Varias relaciones en mi vida se han definido, o terminado, para esta época. Lo que me llevó a pensar en la manera en que mis miedos o dolores (que tal vez no recuerdo), están anclados en mi subconsciente y siguen mostrando el poder que todavía tienen. Y el dolor que permito que cause en mi vida por no enfrentarlos y liberarlos.

Es como si de alguna manera buscara maneras de seguir demostrando que «no valgo, no merezco, no puedo tenerlo o nunca voy a lograrlo. Es como si tuviera que reducir todo a lo más mínimo y tener que volver a comenzar de cero cada comienzo de año». Ha sido muy cansado, muy agotador y muy doloroso.

Hoy puedo decir que ha sido muy revelador y liberador trabajar esto. ¿Duele? Si, pero si lo sigo evitando y posponiendo, voy a seguir repitiendo los ciclos y, eventualmente, puedo convertirlo en un recuerdo negativo y ponerle una etiqueta a esta época como «no me gustan las Navidades, ya que me recuerdan cosas que no quiero recordar». No he llegado a ese punto y no quiero. No me lo voy a permitir.

Si algo recuerdo de mi niñez es que mis padres no tenían mucho. Ellos nos decían: «hagan su lista de pedidos de regalos, pero eso no quiere decir que Santa te traerá todo lo que quieras. Traerá lo que pueda». Eso era una forma de decir, «sé agradecido que lo que recibas». Siempre había un árbol decorado, muchas luces, mucha comida, música y fiestas. Lo que tal vez podía faltar por un lado, no carecía en otros.

Hoy declaro que los ciclos de carencia no seguirían teniendo el poder que les he dado. Rompo con la negación y la resistencia. Hoy afirmo que la energía y mi manera de interpretar estos eventos que de alguna manera marcaron mi vida les quito el poder y comienzo a crear una nueva realidad. Basta de seguir cargando el fantasma de la carencia y de la escasez. Hoy nace un presente abundante y un futuro próspero.

¿Qué vas a hacer para romper con tus ciclos navideños?

¡Se repite por demanda popular Sueños 2021!: más de 60 personas de 8 países fueron parte el pasado sábado del Taller «Sueños 2021». Por las muchas solicitudes que me han llegado de personas que no pudieron asistir, les informo que se va a repetir el próximo martes 29 de diciembre de 7 a 10 pm, hora de México. Se repite la oferta de 2 X 1 por $49 dólares o $990 pesos mexicanos hasta el 25 de diciembre. Toma acción.

person standing in front of body of water
La Navidad evoca fuertes recuerdos y se tiende a repetir ciclos. Rompe con ellos.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: