El espacio mental juega un gran papel en tu capacidad de manifestación. Hay un aspecto que no puedes pasar por alto: tu auto-estima.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Como Va Tu Mente Va Tu Auto-estima

Como va tu mente va tu auto-estima

Si algo he aprendido, tanto en los mejores momentos de mi vida, así como en los menos buenos, ha sido que todo trabajo de crecimiento personal no culmina con el resultado obtenido o no. El verdadero trabajo de crecimiento personal empieza y termina en la mente. Suena lógico, racional y hasta tonto, pero la realidad es mucho más profunda que simplemente saber que todo se origina en la mente. Y eso va de la mano con tu auto-estima.

¿Porqué dejar la mente como el tercer espacio en este proceso de «Los 7 Espacios de tu vida? Por una simple y sencilla razón: tu mente no quiere creer o aceptar cosas hasta que no tiene otro remedio que mirarlas. Al empezar la serie observando tus espacios espirituales y emocionales, es obvio darte cuenta que saber las cosas o hasta haber vivido procesos de liberación/sanación/consciencia no es suficiente. Aquí puedes leer el blog de ayer (https://jorgemelendez.com.mx/el-espacio-que-ocupan-tus-emociones/).

El desafío de trabajar con la mente

El crear espacio mental, especialmente nuevos y desafiantes, es vital en el proceso de crecimiento personal. Es más, todo lo que no has logrado manifestar en tu vida hoy que no tienes, es porque no has creado el espacio mental para que se manifieste. Toda manifestación comienza no sólo con decretar algo, sino con imprimirlo en tu mente subconsciente. Ahí es donde tu mente, junto a tu energía y tus acciones comienza la colaboración con el Universo (como decía Pablo Coelho) para que se haga realidad la declaración.

Ayer hablaba con dos personas sobre este tema. Una de ellas hacía rato que no platicaba con ellas y había dejado a medias un proceso que inició. Tuvo varios desafíos de salud en los pasados meses, lo que impidió que pudiera darle la continuidad o persistencia al proceso. Eso lo entiendo, pero al no completarlo, luego de recuperarse físicamente, dice que hay algo en el plano mental (creencias limitantes) que es la raíz de la oportunidad. Depende de ella si da el siguiente paso, ya que eso no desaparece si no lo enfrenta y trabaja.

La mente y el auto-estima

Por otro lado, un amigo que he seguido de cerca como una relación de pareja que tuvo ha impactado su vida en muchos aspectos. Tocamos ese punto ayer en una plática. Mi amigo ha trabajado en la parte emocional, en sanar y soltar lo que cargaba, y lo ha hecho muy bien. El detalle es que el paso más importante que requiere dar en este momento tiene que ver con su mente y consigo mismo. Cuando una relación de pareja termina, tarde o temprano, se requiere mirarse a uno mismo y observar el trabajo mental que no has hecho.

Eso implica ver en qué condición se encuentra tu auto-estima. Sí, ese aspecto que muchos asocian con tener un trabajo, tener una pareja, tener dinero, un lugar donde vivir y poder comprarse cosas, cuando no tiene nada que ver con eso. Eso son los símbolos sociales con los que la gente te mide, compara, juzga, evalúa y te etiqueta. Auto-estima no es meramente aprender a amarte a ti mismo. Ese es el resultado.

Las dos partes de la auto-estima

Yo digo que la auto-estima tiene dos partes. Esta primera parte comienza mirando y aceptando lo que muchas veces no quieres ver de ti mismo. El reconocer qué es y la manera en que lo tienes presente en tu vida y en tus acciones diarias. Mucha gente confunde auto-estima con lo mencionado anteriormente, los símbolos sociales, así como con algo muy efímero o superficial: la manera en que se siente durante el día. Si se siente bien consigo mismo o con la vida, muchos hacen una especie de auto-evaluación y diagnóstico. Si no se siente bien, no lo dicen o lo ocultan detrás de una fachada de imagen, logros o posesiones.

La segunda parte es la más desafiante: el proceso de identificarla y trabajar de manera consciente día a día. Esa es la que cuesta ya que suele pasar una de dos cosas: comienzas a sentirte bien y crees que ya la tienes o la recuperaste y no hay que seguir. Segundo, comienzas a obtener algunos de los símbolos sociales que no tenías y crees que tu auto-estima ya debe estar mejor porque te sientes mejor o tienes algo que no tenías. (Y no he mencionado el papel que tiene el orgullo, la prepotencia, la arrogancia, la soberbia, la negación en esto. Por eso toqué las emociones ayer).

La prueba

¿Qué tal si el sentir o tener una de las dos cosas es una prueba? Sí, ver hasta dónde estás dispuesto a realmente trabajar por y para ti. No por lo que obtienes, no por lo que sientes, sino por la condición física interna que desarrollas hacia ti. Yo digo que la auto-estima es un músculo que nunca debe dejar de acondicionarse, no importa logro o sentimiento. Es más, cuando más tienes y mejor te sientes, es cuando más debes revisar el estado en el que se encuentra.

¿Porqué hablar de auto-estima si el tema es crear espacio mental? La mente es muy poderosa y podemos usarla para lograr lo que queremos, pero si no cuidamos lo que somos y quiénes somos, ¿de qué te sirve? La gente quiere lograr un objetivo, definir su propósito de vida, romper una barrera, atravesar un miedo, desbloquearse, sentirse libre y mucho más, pero no miren en dos lugares: la mente y la auto-estima. Hay un par de preguntas que pueden abrir un nuevo espacio mental y darte claridad sobre tu auto-estima.

Cómo crear espacio mental

¿Qué poder tienen los símbolos sociales sobre tu manera de pensar, comportarte y usas como objetivos de vida?

¿De qué tendrías que liberarte, soltar o desprenderte para reclamar tu poder?

¿Qué creencias limitantes afectan tu manera de verte a ti mismo?

¿Cuáles son tus comportamientos más recurrentes que limitan tu manera de relacionarte con otros?

¿Qué valor tendría para tu vida el poder tener claridad mental y poder sostenerla?

Te invito a que escribas las respuestas de estas preguntas, le pongas fecha y la acción específica que vas a tomar al respecto. Una vez hagas esto, te sugiero que hagas una de dos cosas (las dos sería genial): saca una hora un día a la semana para que te desconectes de tus dispositivos electrónicos y simplemente te hagas una pregunta: ¿cuál es tu verdadera intención? Y quédate en silencio y deja que el silencio te hable. Puede que al principio no recibas nada, pero si haciendo lo mismo semanalmente y escucha. Vas a recibir respuesta.

Segundo, saca un minuto al día y quédate en silencio. Siente y observa tu respiración. Nada más. Una pausa para observa tu respiración y detener el tiempo para ti. Sin ninguna razón, ni para lograr u obtener algo. Sólo un minuto para ti. Si quieres un bono: en los primeros 10 minutos al levantarte o antes de acostarte, pregúntate: ¿cómo puedo mejorar o requiero observar de mi auto-estima? Deja que las respuestas te lleguen. Te sorprenderá. ¿Qué vas a hacer al respecto?

El trabajo mental y el espacio que creas en ella tiene un impacto directo en un auto-estima.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene un comentario
  1. Genial me ha parecido este artículo Jorge, yo me encuentro en ese trabajo y ha Sido muy motivador, porque como bien describes, esto es un proceso permanente, vincularse a mi experiencia tu propuesta. Gracias por compartirlo.

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: