fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cómo Caemos En Ser Promedio

Cómo caemos en ser promedio

Tal vez no te conozco (tal vez si), pero creo que hay algo que conozco de ti que suele ser muy similar para mucha gente. Tu no quieres ser como los demás. Es más, tu no quieres parecerte a nadie, a menos que seas gemelo de un hermano o hermana. Es más, nadie quiere ser como los demás, pero ¿cuántas veces nos medimos por lo que hacen los demás para justificar lo que hacemos o logramos?

No me refiero a compararte o etiquetarte con los demás. Me refiero a caer en lo que se llama el promedio. Esa palabra promedio no es ni buena ni mala, pero si puede cargar un peso. Promedio puede ser un sinónimo de mediocridad (no estar ni allá ni acá, sino en el medio). Puede significar estar en un espacio predecible, lo que crees que es tu límite, tu zona cómoda o hacer lo mejor posible.

Hace unos días escribí un blog titulado ¿Te subestimas o te sobrestimas? (Puedes leerlo aquí www.jorgemelendez.com.mx/blog/¿te-subestimas-o-te-sobrestimas?). Este giraba sobre la manera en que muchas veces nos sobreconfiamos a la hora de medir el potencial de un proyecto y la manera en que subestimamos nuestros talentos, capacidades y el nivel de esfuerzo que se requiere para completar el mismo. Esa incapacidad (por no aprender a medir adecuadamente el nivel de esfuerzo o recursos) puede convertirse, eventualmente, en una creencia que puede matar tu capacidad de tomar riesgos y creer en tus sueños.

Esta mañana, mientras leía y hacía mi trabajo de desarrollo personal diario, trabajé sobre el tema de ser promedio. Una pregunta que me hicieron fue: ¿en qué tres momentos fuiste promedio en tu vida? Pude recordar claramente tres momentos de mi vida profesional y de mi vida personal donde fuí promedio. En los profesionales me costó perder negocios, relaciones, tiempo, dinero y esfuerzo, además de perder un sueño. En lo personal perdí credibilidad, enfrenté mucho dolor, perdí relaciones y fueron decisiones donde me boicoteé por no saber manejar las situaciones de una manera madura.

¿Cómo caemos en ser promedio? Hemos sido educados y entrenados a ser medidos por ello. Desde que vamos a la escuela, desde que participamos en un deporte, desde que somos parte de un empleo o empresa y de muchas formas más. Desde la manera en que somos evaluados en la escuela o en casa (mayormente de manera subjetiva o arbitraria). Desde la manera en que somos seleccionados (o no) para un empleo, un puesto o ser parte de un equipo deportivo (muchas veces subjetivo, arbitrario o discriminatorio). Desde la manera que somos parte de un sociedad jerárquica, empresas jerárquicas o mentalidades que operan por título, tiempo, puesto o capacidades de dirección o liderazgo. Ni hablamos del aspecto de ser pareja.

No estoy criticando el sistema, mucho menos usarlo para victimizarnos por él (lo que hace mucha gente). Es el agua en el que hemos estado sumergidos durante mucho tiempo. Ahora, no todo el mundo elige nadar de la misma manera. Tenemos entrenamiento de sobra y evidencia contundente para justificar porqué nos comportamos de manera promedio en muchas cosas.

No vengo a decirte el cómo, que bien podría ser la pregunta que sigue para muchos. La pregunta que valdría la pena que te hagas ahora mismo es: ¿en qué aspectos de tu vida sabes que estás actuando como el promedio? Ya sea por tu manera de pensar (o no), por tu manera de actuar (o no), por la manera en que no alteras tu fórmula, tu conexión o tu propósito. Hay gente que prefiere invertir mucho tiempo, energía y esfuerzo para seguir en lo mismo, que elevar la calidad de lo que hace. Eso es ser promedio.

¿Cuántas veces usamos el éxito de excusa para no seguir en el promedio? ¿Cuántas personas has escuchado decir «si no está roto para qué arreglarlo», «estoy bien como estoy», «no lo necesito»? El éxito puede convertirse en una zona de comodidad y de estancamiento. De la misma forma, ¿cuántas veces usamos el fracaso, las pérdidas, el miedo, la resignación, la ignorancia, la rebeldía y el conformismo, entre otros, para seguir en el promedio?

¿Qué puedes hacer para salir del promedio?

1) Desarrollar pensamiento crítico

2) Elevar tu nivel de liderazgo

3) Ser visionario

4) Rodearte de gente que te desafíe a ser mejor

5) Leer, ver y escuchar contenido que rete tus límites

6) Hacer algo físico que desafíe tus límites. (Que sientas que no tienes el control).

Salir del promedio no es el problema, sino salir de la mentalidad en la que entiendes que dónde estás es justificable para no seguir creciendo o retando tus límites. Este proceso no puede ser aprobado por tu EGO, sino iniciado por que hay un llamado dentro de ti que quiere conectarse con algo mucho más profundo y con más sentido que lo que has venido viviendo. ¿Qué esperas?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu. Te invito a que lo compartas con personas como tu y que podamos crear una comunidad de gente que cree en otros y podemos servirle a manifestar sus sueños a través del servicio y agregar valor. Ya sólo quedan 2 cupos en el Grupo de Mentes Maestras y se siguen uniendo líderes de varios países. Si quieres ser parte de una comunidad que va a impactar al mundo, tu quieres ser parte de este grupo que comienza en junio. Envía un email a jorgeamp63@mac.com.

#crecimientopersonal #honestidad #mediocridad #blogger #anquiro #mentalidad #abundancia #promedio #creer #escasez

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.