Todos tenemos crisis existenciales. Estoy viviendo mi tercera. Cuatro preguntas que me ayudan a atravesarla.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Cómo Atravesar Una Crisis Existencial

Cómo atravesar una crisis existencial

Dicen que las crisis existenciales llevan a la gente a hacer cosas que nunca antes habían hecho. Estoy viviendo mi tercera crisis. Por lo menos para mí, mis crisis existenciales llegan antes de cumplir una nueva década. Cuando estaba en los 38/39 tuve mi primera. A los 47/48 tuve mi segunda. Ahora a los casi 58 parece que estoy teniendo otra.

Contrario a lo que piensan algunos, para mí las crisis no son momentos de oscuridad absoluta o de sentirme perdido. Sí, al igual que todo el que ha experimentado alguna, tengo mis momentos de tristeza, de enfrentar dolor y de reconocer aspectos de mi persona y de la vida que en otro momento me costaría hacerlo. Es una oportunidad para mirar honestamente la manera en que vivo y tomar responsabilidad por ello.

Lecciones aprendidas

En mi primera crisis tuve que mirar la brecha enorme que existía entre saber qué hacer y hacerlo. Reconocer dónde estaba parado en ese momento de mi vida y lo atrapado que vivía en la apariencia. Como dice el refrán: del dicho al hecho hay un gran trecho. Yo no quería ver las brechas que habían en mi vida y me costó mucho. Ya en la segunda crisis la lección mas grande era desprenderme. De todo. Desde no apegarme a lugares, personas, eventos, relaciones o situaciones. Esa crisis me llevó a mudarme de país y alterar mi realidad en muchos aspectos.

En esta tercera crisis existencial, no puedo ver dónde va a terminar. No veo en este momento la lección, ya que la estoy viviendo. Pero sí puedo ver algo: que aunque tenga una crisis existencial, eso no quiere decir que deje de funcionar. Una parte de mí puede estar en la interrogante de muchas cosas, pero puedo seguir caminando y haciendo cosas en mi diario vivir que son útiles y productivas.

Un arma secreta

Contrario a mis primeras dos crisis existenciales, esta vez tengo un arma secreta. En el pasado mis creencias y mi profesión (coach/facilitador de talleres) me sirvieron de mucho para poder enfrentar y atravesar las crisis. Esta vez ha sido algo mucho más simple: mi disciplina diaria. Sí, eso. Algunos podrán preguntar: ¿eso nada más? Todo depende de lo que esté incluido en esa disciplina diaria. Para mi todo se reduce a cuatro preguntas:

¿Cómo estás viviendo?

Yo digo que tú puedes hacer muchas cosas en la vida y eso varía de acuerdo a los gustos, estilos y filosofías de cada persona. Ahora, todo ser humano vive cada día de una de dos maneras: de manera empoderada o de manera des-empoderada. Empoderado viene de la palabra «empoderamiento», lo que significa «darle poder a». Todos los días tú le das poder a algo. A cosas positivas o a cosas negativas. En todo momento tu tienes creencias, pensamientos, actitudes, comportamientos y acciones que caen en uno de los dos grupos mencionados. Si te pasas el día preocupado, angustiado, ansioso, distraído, desenfocado o desconectado, ya sabes donde vives. Para mí vivir de manera empoderada es vital.

¿Qué hábitos diarios practicas?

La primera pregunta te lleva a darte cuenta de mucho de la segunda. Si vives de manera des-empoderada, observarás que tus hábitos se inclinan en esa dirección y la energía que encierran es más de lo mismo. Si vives de manera empoderada, verás que así son tus hábitos. Tener hábitos cómo lectura diaria, estar en reflexión-silencio, escribir un jornal, hacer ejercicio, alimentarme lo más sano posible, manejar mis emociones de manera productiva y darme espacio para pensar ha sido una enorme bendición. Esto es algo que llevo haciendo poco más tres años (de manera disciplinada) y ha marcado una gran diferencia en mi vida.

¿Cuál es tu círculo de poder?

Una cosa es la gente con la que pasas más tiempo. Esas tienen mucho impacto en tu manera de pensar y de vivir. Otra cosa es la gente que eliges tener en tu vida para retarte a ser diferente, a crecer y a descubrir nuevas partes de ti. Muchas veces la gente vive resignada porque cree que la gente con la que pasa más tiempo se sienten atrapados con ellos y no pueden ser o lograr lo que quieren. Tu puedes amarlos y determinar la cantidad de tiempo y espacio que le das en tu vida. Ahora, es vital saber elegir el círculo de personas que van a apoyarte a descubrir esa mejor versión de ti. No tienen que ser muchas, sino bien elegidas. Después que sean dos o tres de las cinco personas con las que más tiempo pases, vas encaminado. (En este círculo puede estar un terapeuta o coach. Lo han estado – y están – para mi).

¿Cómo manejas el presente?

Esta es la pregunta más retante o difícil para mí. La que encaro todos los días. Me cuestiona y no puedo mentirle. Es desarrollar una actitud constante de soltar el pasado o el futuro. Esta pregunta es como un «reset» de las tres anteriores. Si realmente estoy empoderado, si mis prácticas diarias son un reflejo de ello y mi círculo de poder está en orden y funcional, es muy probable que pase más tiempo disfrutando el presente, que andar en mi mente o queriendo cambiar/controlar lo que no puedo alterar. Vivir en el presente es un acto de consciencia donde me doy el permiso de sentir sin querer salir corriendo. Es conectarme con el momento, conmigo y con todo y por un momento desaparecer. No estoy pendiente a las banalidades o cosas mundanales del día y conectarme con algo más grande que yo.

Todos hemos tenido, o vamos a tener, crisis existenciales. Pueden ser por cosas simples o por algunas muy complejas. La realidad es que toda crisis existencial es una forma de la vida decirte «esto es lo que te toca caminar y/o descubrir solo». Podrás tener gente cerca de ti, pero es un tramo del camino que tiene respuestas sólo para ti, para lo que viniste a aprender en este paso por la vida. No es una crisis, sino una oportunidad. No le huyas. Al contrario, bendícelas y recíbelas como una revelación que mereces conocer. Es una manera que trascender tu humanidad y conocer algo más profundo de ti. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Nota: en algunos casos, hay personas que requieren buscar ayuda profesional (sicólogo, siquiátra o un coach) para manejar cierto tipo de crisis personal o existencial. Si entiendes que emocional, mental o energéticamente tu situación te rebasa, busca ayuda con un profesional. No tienes que hacer esto solo. Hay muchos que pueden servirte.

Todos vivimos diferentes crisis. En mi tercera crisis existencial hay cuatro preguntas que me sirven para atravesarla.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Gracias Jorge. Yo como tú observo a mi mente ir al pasado y al futuro…. cuando me doy cuenta . Paro y una sonrisa le sigue a un inhalar profundo, luego “me perdono” por hacer real el mundo que “veo”. Un curso de Milagros, Gary Reynard en “la desaparición del Universo” Byron Katie” the work”, algunas de mis herramientas y amorosa compañía diaria para mantener la mente encarrilada, por sobre todas las cosas el perdón a mi misma por “hacer real” el mundo que veo

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: