fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Aquí Tu Autobiografía Mental

Aquí tu autobiografía mental

Todos los caminos conducen al mismo sitio: tu mente. Dicen que ahí viven todos los secretos. Más importante, las respuestas. Si nunca has leído un libro de crecimiento personal o desarrollo profesional, muchos (por no decir la mayoría) de alguna manera dicen algo muy importante: hasta que no trabajes con tu mente y la programación que vive en ella, los cambios que quieras lleva r a cabo en tu vida serán más temporales que permanentes o de larga duración.

¿Porqué? Simple: somos animales de hábito y costumbre. Nos gusta lo predecible, la comodidad, la certeza y no aventurarnos en lo desconocido, lo impredecible o la nuevo. Cambio es algo que todos queremos, pero atravesar los procesos de cambio es algo que muchos resistimos. La vida es cambio constante y con ello viene lo impredecible.

Muchas autobiografías

En los pasados tres años, dentro de mi proceso de crecimiento personal, ha completado varios ejercicios que han sido de mucho valor. Todos tienen algo en común: son de carácter autobiográfico. Es una manera personal y honesta de ver una parte de tu vida para observarla y conocerla como tal vez no lo habías hecho hasta ese momento. Hace muchos años hice «Una autobiografía del dinero» (sobre mi relación con el dinero), también hice «Mi ADN de la Creatividad» (qué factores de mi vida han impactado mi sentido de creatividad) y así por el estilo completé otras sobre mi cuerpo, mi salud y otras áreas de mi vida. Todas agregaron mucho valor en mi vida.

Hoy te presento la oportunidad de completar una que nunca habías visto anteriormente. Y digo esto con mucho orgullo, ya que la diseñé yo y hoy la comparto con el mundo. Es una autobiografía «De tu mente». Aclaro, no me refiero a tu cerebro, aunque en el proceso de crear esta autobiografía, vas a mirar aspectos de tu cerebro y tu manera de pensar, pero no vamos a quedarnos meramente en ese órgano que vive dentro de tu cráneo.

No saber es una manera de victimizarte

Puedo decirte, de manera franca y amorosa, que muchos no se atreven a ver esta parte tan vital de su vida y de su existencia. Mirar la mente es como mirar la relación que tienes con el dinero, con el sexo, con tus finanzas, con la espiritualidad y con muchas otras cosas que tienen un impacto directo en tu vida y la calidad de esta que hoy vives. Para muchos es mejor no saberlo y seguir siendo la víctima de lo que no sabes y no quieres saber. A lo largo de mis veinticinco años de experiencia como coach y consultor empresarial he visto la manera en que la gente aborta muchas veces la oportunidad de conocer y entrenar su mente.

Seamos honestos. No es fácil. Es simple, pero no es cómodo. ¿Porqué? No es como empezar una dieta, un entrenamiento o una meta con un tiempo determinado. Trabajar con la meta es crear un hábito, pero el resultado de este hábito puede variar en cada persona y los resultados no son los mismos. Al no poder «garantizarse» (palabra muy puteada hoy día y que mucha gente quiere para hacer las cosas) los resultados, mucha gente usa eso de excusa para no embarcarse en el proceso. Hasta que no le queda otra opción.

¿Qué quiero decir con esto?

Por ejemplo: hay personas capaces de estar veinticinco años practicando un deporte todos los días. Llevar su mente, su cuerpo y todo su ser a los más altos niveles de éxito cuando saben lo que tienen que hacer y cómo hacerlo. Pero esas mismas personas, si les brindas la oportunidad de desarrollar un hábito que implica tocar algo nuevo en su campo emocional y requieren encontrar su propia ruta, jamás lo hacen.

Por otro lado, hay personas que están toda una vida haciendo algo por otras personas (ya sea cuidándolas, proveyendo o simplemente hacer algo que manera continua), pero al momento de hacerlo por ellos mismos son incapaces. ¿Porqué? Programación, creencias, hábitos. Sin embargo, hay personas que pueden fluir (en otros casos aprender) a crear nuevos hábitos que rompen con los patrones o paradigmas que han estado viviendo en sus mentes durante mucho tiempo y logran cosas extraordinarias. ¿Cuál de las tres eres tú? (Esa es una buena pregunta para empezar).

Tiempo, espacio y honestidad

Antes de empezar. No te engañes. Si vas a hacer esto, requiere que le pongas un nivel de seriedad y de importancia. Si sólo vas a leer este escrito para ver si te parece interesante, te convence o tiene algo que no sabías, mejor cierra la página y usa tu tiempo de manera mucho más eficiente y productiva. Hacer eso es una forma de masturbación mental a ver qué te estimula, pero no te lleva a la acción. Eso es un hábito, en algunos casos una adicción, que es parte de lo que quieres romper ya que no aporta valor. Es una manera de chupar energía del mundo y de ti mismo sin darte cuenta. ¡Basta! (Se tenía que decir y se dijo).

Un poco de preparación antes de comenzar. Saca un espacio de tiempo sólo para responder las preguntas que vas a leer a continuación. Sin dispositivos cerca y si vas a usar tu celular, apaga las notificaciones de otras aplicaciones que puedan distraerte, desenfocarte o evitar responder de manera honesta lo que te pregunto. No tienes que responderlo todo de golpe. Si quieres, trabaja en intervalos de diez minutos, pero no lo alargues o postergues por días.

La idea es que no te tome más de dos horas en responder y completar tu autobiografía mental. Digo dos horas en tiempo total. Se que para algunos suena como mucho tiempo y eso nada más será la excusa para no hacerlo. ¿Pero qué prefieres: invertir dos horas en conocerte a ti o seguir perdiendo días y décadas a oscuras por no sacar tiempo en saber cómo opera tu mente? Tu eliges. Y digo dos horas para responder de manera consciente y con tiempo respuestas que no vengan de tu automático. Es importante que tomes en cuenta esto. Cuando estés respondiendo algunas preguntas, observes tu estado mental, emocional o energético, ya que esto dice más que la propia respuesta.

No seas económico con tus respuestas. Lo más fácil es decir, no sé o nunca lo he hecho. Si tomas un poco de tiempo y miras dentro de ti, vas a ver que hay respuestas que llevan tiempo esperando a salir de ti. Algunas te van a sorprender y hasta ser muy reveladoras. Tampoco te vayas al otro extremo a escribir un capítulo de un libro. La idea es no quedarte en la superficie, pero tampoco querer ir tan profundo que nunca termines. Es decir lo que tal vez nunca has dicho y ver lo que muchas veces te cuesta (o no has querido) mirar.

Tu autobiografía mental

Si fueras a escribir una autobiografía de tu mente, ¿qué título le pondrías?

¿Por dónde empezarías a contar la historia que vive en tu mente?

¿Qué es la mente para ti? (No es el cerebro, aunque juega un papel en lo que es).

¿Qué mueve tu mente?

¿Cómo opera la mente?

¿Qué papel juega la observación en tu vida? (No es mirar, juzgar, evaluar, criticar o comparar).

¿Cómo describirías tu manera de observar?

¿Cómo impacta tu manera de observar a tu mente?

¿Qué relación tienes con el silencio? (Sin distracciones).

¿Cómo describirías el ruido que vive en tu mente?

¿Qué tiempo sacas para observar tus pensamientos?

¿Qué podrías ganar de observar la manera en que tu mente impacta tus acciones?

Si fueras a describir la programación dominante que tiene tu mente, ¿cómo sería?

¿Qué pensamientos o creencias son dominantes o recurrentes en tu programación?

¿Cómo impactan esas creencias tus actos y resultados?

¿Cómo evaluarías y describirías tu capacidad de escucha?

¿Qué harías para mejorarla?

¿Qué rol tienen los hábitos en tu vida?

¿Qué hábitos (positivos y negativos) son parte de tu programación mental? (Haz lista de cada uno).

¿Cómo eliminas los negativos? ¿Qué haces para fortalecer o mejorar los positivos?

¿Qué haces para ser un agente disruptivo en tu mente?

¿Qué papel juega la disciplina en tu vida?

¿En qué aspectos eres disciplinado? ¿En cuáles te gustaría serlo?

¿Cómo llevarías a cabo una re-programación mental?

¿Cómo la sostendrías para lograr entrenar tu mente para vivir como quisieras?

¿Qué importancia y uso le vas a dar a este información?

¿Cuándo comienzas?

¿Qué acción, por pequeña que sea, vas a tomar?

Si llegaste hasta aquí, te felicito. Si te tomaste de tu tiempo y respondiste las preguntas de manera abierta, franca y honesta, te felicito doble. Si sabes que requieres hacer algo con tu mente, no sólo seguir acumulando información de ella, te felicito triple. Ahora es el momento de actuar, de tomar acción.

Por eso diseñé el programa de «Mental Combat», para conocer, entrenar y trabajar con tu mente. Es un proceso de 32 días donde vas a tener un entrenamiento intensivo personalizado donde vas a trabajar por cuenta propia y en comunidad. Vas a poder tener los puntos básicos e importantes para entrenar y reprogramar tu mente. Hay una oferta tempranera hasta el 23 de marzo. Más información aquí https://jorgemelendez.com.mx/mental-combat/ .

Hora de hacer y conocer tu autobiografía mental. Foto: Erik Johansson

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: