fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Afina Tu Instrumento Más Importante

Afina tu instrumento más importante

No hay nada más hermoso que escuchar a un músico tocar un instrumento afinado, del que evoca sonidos, melodías, armonías y pasajes instrumentales que te dejan sin aliento o te mueven el corazón. Más impresionante es cuando algunos músicos se sientan al piano o toman en sus manos una guitarra sin afinar y logran crear sonidos placenteros, a pesar de tener en sus manos un instrumento que no ha sido ajustado para sacarle el mejor brillo a sus notas.

¿Qué pasa cuando un ser humano no esta afinado?

En esos momentos cuando sus notas no suenan con el brillo, la belleza o la fluidez que podrían tener. Cuando su energía no está alineada con el Universo, con su ser, con lo que realmente es su esencia para mostrar su mejor versión. Hora de afinar tu vida.

Hay momentos cuando es obvio que estás desafinado como ser humano. Cuando has sufrido una pérdida, cuando la vida te presenta una situación para la que no estabas listo para manejar o no diste tu 100%. También cuando sabes que puedes dar más de ti y no lo haces. Cuando no explotas el talento que tienes para aprovechar la oportunidad que me vida te muestra.

Puedes estar desafinado cuando evitas o no sabes comunicar lo que sientes, lo que piensas o no te paras en tu presencia para afirmar quién eres. Cuando vas por la vida en automático, donde has dejado de sacarle el mejor sonido a las notas que emanan de tu ser para que puedas contribuir o hacer una diferencia.

Cuando tu vida se convierte en un «tengo qué» y te olvidas de que puedes elegir cómo ves y te aproximas a lo que haces en la vida. En fin, cuando dejas de soñar, aspirar o inspirarte por lo que realmente es importante para ti y sólo vives para atender lo urgente.

Ahí la vida, tu vida, pide que hagas un alto, que afines el instrumento o canal de energía que eres en el mundo. Cuando conllevas hacer una serie de preguntas, comenzando por la más simple: ¿para qué estoy en este mundo? ¿Para emitir sonidos reciclados, opacos, fuera de tono, sin brillantez, sin armonía y fuera de tono o hacer algo con el instrumento llamado vida que me fue dado?

Puedes seguir en automático y dejar que el instrumento que eres suene, pero no brille. Es posible que pienses que no vale la pena sacarle lo mejor a tu instrumento. Pero ahí perdemos todos.

Pierdes la capacidad de ver que tú puedes afirmar tu instrumento y sacarle un sonido que nadie más tiene en el mundo.

Pierdes la capacidad de hacerte responsable por tu instrumento (tu vida) y de usar el sonido para hacer una diferencia y contribuir.

Pierdes la capacidad de usar tu discernimiento para elegir ver tu vida como tú quieras verla. Que no importa las veces que hayan golpeado, desafinado, desajustado, abusado, no apreciado o hasta ignorado el instrumento que eres, puedes ver las cosas de otra manera. Van a seguir llegando a tu vida momentos, personas y situaciones, que puede atentar contra tu afinación, tu calidad y el propósito para el que viniste a ser ese instrumento al mundo, y depende de ti seguir afinando tu sonido.

¿Cómo lo afinas?

Haciendo un alto.

Observando el sonido que emites.

El impacto que has generado (o no).

Cuestionar tus creencias con respecto a tu instrumento y la manera en que lo ves, lo cuidas y lo usas.

Evaluar los resultados que has generado con tu instrumento.

Reconocer cuando caes en patrones o círculos viciosos en la manera en que usas tu instrumento.

Salir de la negación que puedes seguir usando tu instrumento de la misma manera toda la vida.

Estar dispuesto a mirar lo que no has creado que realmente quieres crear.

Perdonando y perdonándote.

No cargar con culpa, vergüenzas, rencor, resentimiento, envidia, odio.

Soñar, aspirar, tomar riesgos. Crecer.

Pedir apoyo. Aprender lo que requieras aprender y desarrollar las habilidades que requieras para que aprecies y valores tu instrumento.

Saber que tu palabra es tu afinador principal en la vida. Cuando la cuidas y valoras salen melodías únicas de ti y cuando no, comienzas a desafinarte y a perder tu propósito.

Trabajar y cuidar las relaciones que son importantes para que tu instrumento sea valorado y reconocido. Especialmente, con las que compartes tu instrumento.

Saber que reconocer, cuidar, valorar y dar lo mejor de ti con tu instrumento es para toda la vida.

Como es la vida. Tu vida.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Tu vida es como un instrumento musical que requiere afinarse para sonar para lo que fue creado.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba