fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¡»Adueñate» De Tu Vida!

¡»Adueñate» de tu vida!

Si algo que me encanta observar, tanto de mi, como de la gente, son los contrastes. Y no me refiero meramente a gustos, ropa, comida, géneros, raza, colores o diferencias, sino algo que es simple y observable: comportamientos. Hay uno en particular del que quiero compartirte hoy, que me parece muy importante, especialmente en estos tiempos.

Este comportamiento no sólo muestra un contraste muy importante en tu vida, sino en tus resultados. Si le preguntas a la gente: ¿qué es lo que más se requiere de ti para lograr algo en la vida? Especialmente, los grandes desafíos. La gran mayoría de la gente te responderá «compromiso», «disciplina», «voluntad», «perseverancia» o algo similar. Pero la gran mayoría dejará fuera la palabra más importante de todas.

Adueñarte. Si, adueñarte. De la meta, del proceso, de las circunstancias, de tu mentalidad, de todo lo que pueda salir bien o mal y, obviamente, de los resultados. Sean los que sean. En inglés la palabra es «ownership», en español decimos con frecuencia «sentido de pertenencia».

Ejemplo 1: en mis años como coach ejecutivo, he tenido la oportunidad de trabajar con muchos ejecutivos en diferentes empresas. La gran mayoría de los ejecutivos entran a dichos procesos «con la mejor actitud», pero son pocos los que realmente se adueñan del mismo. Muchos cumplen porque su jefe o la empresa les pagó el proceso. Son pocos los que se «adueñan» del proceso. Recientemente trabajé con tres ejecutivos en una empresa que se adueñaron totalmente del proceso. Se vio en sus logros y la gente a su alrededor pudo apreciar el cambio en sus comportamientos y en sus resultados.

Ejemplo 2: he visto como personas pagan mucho dinero por ser parte de un taller o proceso de desarrollo personal. El problema es que están más como un espectador, un porrista o un observador. Nunca se «adueñan» del proceso. Son una especie de cliente (lo cual son), que nunca dan el salto o el paso a ser un «vivenciador del proceso». Es como si estuvieran mirándose en el espejo del gym a ver si su cuerpo cambia con una sola sesión. Si eso pasa, piensan que algo funciona, sin haberse lanzado a vivir real y absolutamente el proceso. En pocas palabras, me refiero a vivirlo «como si su vida dependiera de ello», no su opinión.

Ejemplo 3: hay gente que no importa lo que paga, sea poco o mucho, se «adueña» de su experiencia. No les importa lo que pase, se lanzan. No viven apegados al resultado. Están listo para tener una experiencia. Ver cómo las lecciones del proceso los llevan a crecer y generar resultados en su vida.

Por otro lado, hay gente que no importa lo que pague (o no), sea mucho o poco, nunca se «adueña» del proceso. Viven más pendientes a lo que pasa en otros, a su opinión, a su sentir, a sus quejas, a su drama o a su circunstancias, que «adueñarse» de su experiencia.

¿En cuál de todos caes tú?

Hoy tu vida, especialmente todo lo que NO está pasando que quieras que suceda y todo lo que quieres que se manifieste que NO se ha manifestado, se debe a la falta de «adueñarte» de ello. Esto implica hasta de lo que no conoces o desconoces. Si hoy algo no estoy logrando en mi vida puedes decir una de dos cosas, «yo lo intenté muchas veces» o puedes preguntarte: «¿qué no estuve dispuesto a mirar o ver durante el proceso, que si lo aprendo o descubro, podría abrir una nueva puerta». Muchas veces no se trata de lo que haces, sino la mentalidad con la que lo haces o las creencia que viven en tu mente al momento de hacerlo.

Hasta que no te adueñes de tu vida, seguirás siendo un espectador en ella. Tu tienes una vida, pero lo que hará una diferencia en ella será en el momento en que digas, afirmes y «te adueñes» de lo que vives en ella, especialmente cuando se refiere a crecer, desarrollar o expandirte. Una cosa es sentirte torpe en el proceso de aprendizaje, otra cosa es decirte «no importa cómo me vea o la cantidad de veces que tenga que hacerlo, pero voy a dominarlo». ¡Aduéñate de ti y de todo! ¿Qué esperas?

woman kissing black leather boxing gloves
Hay una razón por la que no logras lo que quieres: adueñarte del proceso.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.