fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
A Cazar Tus Dragones Internos

A cazar tus dragones internos

Si vivieras en un mundo donde el tener un título universitario, un grado, un documento que te calificara con un nivel de educación o preparación no fuera requerido para obtener un trabajo, un puesto o tener acceso a una empresa o movimiento de alto nivel, ¿en qué te prepararías? ¿Qué estarías haciendo diferente a lo que haces hoy? Si estuvieras haciendo lo mismo, ¿qué podrías ver, o hacer, que hoy no ves o haces, por estar regido por estructuras jerárquicas o de autoridades basadas en conocimiento o preparación?

Yo jamás pensé que el no tener un grado universitario me hubiese abierto la mente, y tantas puertas, en ese orden, como me las ha abierto. Lo admito, tuve mucho miedo cuando decidí seguir mi camino por la vida «sin el título». Tuve que trabajar mucho con mi mente, ya que mis creencias sobre «no sirves si no tienes un título», «¿quién te crees que eres?», «¿cómo va a sonar cuando digas «no terminé la Universidad?», «eres un perdedor», etc.

Me tomó mucho tiempo luchar y dominar esos dragones mentales que vivían en mi. Fueron muchos años de cargar con miedos, temores, inseguridades, dudas y vergüenza sobre este tema. Luego de trabajar con mi mente, tuve que trabajar con la parte técnica, operativa o aplicable: mis habilidades o destrezas en áreas específicas.

Esto ha sido una de las mayores bendiciones de mi vida. Y mucho lo hice sin darme cuenta en un principio. Fue el comenzar a aprender a desarrollar habilidades y destrezas. Por ejemplo, trabajar en un tienda de música me permitió aprender a servir, a conectar con la gente, a seguir instrucciones, a trabajar en equipo, a escuchar lo que ellos querían, a compartir, a ser arriesgado, a ser curioso, a expandir mis gustos musicales. En pocas palabras, abrir mi mundo.

Luego trabajar en dos diarios, sin un grado académico, me obligó a trabajar en mi preparación, a aprender a redactar, a leer (especialmente cosas que no eran de mi interés, pero si vitales para mi formación), a buscar un mentor, a ser moldeable, cómo expresar en palabras lo que realmente quería decir, a observar lo que otros hacían en momentos de estrés. Fue desarrollar un nivel de resiliencia que no sabía que tenía y aprender a comunicar mis pensamientos con un grado de coherencia. Importante, mientras las desarrollaba, hacía algo que amaba: estar cerca de la música.

Hoy puedo ver lo importante que es trabajar y desarrollar habilidades, no acumular información o conocimiento. No digo que la educación no tenga importancia y un lugar en la vida de cada ser humano. De no ser por la educación en mis años de formación, es muy probable que no estuviera escribiendo esto. Ahora, si tuviera que volver a elegir, haría exactamente lo mismo. Solo que esta vez me lanzaría de lleno en trabajar en habilidades y/o destrezas en particular. Yo les llamo «habilidades para la vida».

Habilidades para la vida:

1) Hambre de aprender de manera aplicable, no didáctica – Aprender no se limita a un tiempo o un periodo, sino a toda la vida. La educación nos llena la cabeza de conceptos que muchos nunca los usamos. Desarrollar habilidades nos permite accesar la información que se requiere para poner el músculo a funcionar y formarlo. La práctica y la disciplina van por tu parte. Aprender no para decir que lo sabes, sino ver cómo y cuánto lo usas. (Esto incluye leer, escuchar audios, videos y métodos vivenciales o experienciales).

2) Curiosidad insaciable – Los mejores momentos en la vida es cuando tu curiosidad, de manera inexplicable, insospechada y misteriosa, te conduce hacia un camino que no conoces, descubres y te hace mejor persona por ello. Esto puede ocurrir de manera fluida o por momentos con cierto grado de resistencia o temor, pero el resultado es el mismo.

3) Hablar en público – No importa si vas a ser un conferencista, orador, facilitador de talleres o algo relacionado. Desarrollar la destreza de hablar en público te hace hacerte consciente de qué dices, cómo lo dices y el nivel de impacto que tienes en el que te escucha. Vivimos tan desconectados de los demás, que abrimos la boca, pero no miramos lo que ocurre en el otro. (Al final puedes ver información de nuestro taller «La historia del héroe»).

4) Escribir con impacto y coherencia – Aprender a redactar a escribir o a decir lo que piensas o lo que sientes te permite poner en palabras lo que otros piensan. Sin lugar a dudas, escribir será una de las profesiones de más demanda en estos tiempos. Más allá de dominar un género o estilo de escritura, el poder decir en palabras lo que otros no alcanzar a decir o pensar es un super poder que todos merecen desarrollar.

5) Pensamiento crítico – En tiempos cuando creemos que opinar, criticar, comparar, juzgar o tener la razón es una manera elevada de pensar, no lo es. Desarrollar pensamiento crítico es ver la forma en que no caemos en lo que hace todo el mundo. Desarrollar pensamiento crítico es un acto de ver más allá de la reacción, es una toma de responsabilidad, de aprender a ver otras maneras elevadas de SER y actuar.

Ayer hablamos de cinco habilidades que pueden sacar tu grandeza, no importa lo que hayas (o no hayas) estudiado. Estas habilidades no están enmarcadas o restringidas por un nivel de preparación, sino por un nivel de compromiso de cada ser humano a ser mejor persona.

Hoy estas cinco habilidades pueden ser útiles en cualquier momento de la vida, especialmente cuando enfrentas cambios o situaciones inesperadas que no puedes controlar o cambiar. Tu no puedes cambiar lo que pasa en la vida, pero el contar con habilidades desarrolladas te permite afrontar la vida con un grado de claridad, seguridad y confianza para transformarlo en una gran oportunidad. no es vivir con la mentalidad de «si no está roto para qué arreglarlo», sino «estoy listo para cuando cualquier cosa pase».

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

#crecimientopersonal #mentalidad #habilidadesparalavida #abundancia #abundancia #blogger #anquiro #destrezas #mindset #skillsforlife

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.